Lunes 21 de junio de 2021

"Amigos, amigas, amigues y las ideas locas"

  • 19 de agosto, 2020
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Sobre la abolición de la familia, la religión de la ideología de género y el lenguaje inclusivo, reflexionó Mons. Aguer.
Doná a AICA.org

Sobre las "ideas locas" que proponen abolir la familia, el intento de imponer la nueva religión de la ideología de género, y el llamado lenguaje inclusivo, fueron algunos de los temas que integraron la reflexión semanal de Mons. Aguer en el programa Claves para un Mundo Mejor, emitido por el Canal 9 de TV el sábado 15 de agosto.

El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, comenzó su comentario diciendo: “No hace mucho he leído dos breves artículos, buenísimos, de ese excelente periodista que es Carlos Reymundo Roberts, donde hacía referencia a un artículo que apareció en un sitio británico llamado “Open Democracy” o “Democracia Abierta” en el que se instaba a abolir la familia y reemplazarla por otras formas de organización social”.

“Este sitio, “Democracia Abierta” -explicó Aguer-, es financiado por gente muy poderosa como George Soros y Rockefeller. Sabemos que estos personajes son los que financian en el mundo campañas de reducción de la natalidad para evitar el crecimiento de la población que podría poner en riesgo el imperialismo que ellos representan. Por eso proponen reemplazar la familia por otras formas de organización social”.

“Los artículos de Reymundo Roberts en el diario La Nación de los sábados, se llaman “Ideas Locas”. También nosotros conocemos otras ideas locas, como por ejemplo el matrimonio entre personas del mismo sexo que no hace mucho tiempo se hubiera considerado impensable una cosa así. Podríamos decir que es una idea loca realizada y el 15 de julio pasado se cumplieron diez años de la sanción de la ley 26.618 que permite ese matrimonio igualitario, como lo llaman, sancionado durante el mandato presidencial de la actual vicepresidente de la Nación. Para celebrar el acontecimiento el edificio del Congreso Nacional fue iluminado con los colores del arco iris”.

“Al respecto el Presidente Fernández declaró: “Ese día ampliamos derechos y fuimos una mejor sociedad”. Y el Jefe de Gabinete de Ministros dijo: “Hace diez años que somos una sociedad con más amor”. No hago ningún comentario. Ellos creen que están hablando en serio cuando imponen esta nueva “religión” de la ideología de género”.

“Y me quedó acá con un colofón: el Presidente de la Nación en un rapto de rebeldía adolescente empezó a utilizar lo que se llama lenguaje inclusivo y dice “todos, todas y todes” y cuando habla con jóvenes dice “chicos, chicas y chiques”. Si uno busca en una gramática de la Real Academia Española encuentra que el masculino es el género no marcado, es decir que su uso es suficiente para designar a individuos de uno y otro sexo. Por tanto es innecesario ese circunloquio “todos y todas” y, por otra parte todes y chiques no existe en el Castellano”.

“Se dice que son formas de hablar pero esas formas de hablar representan algo. Están representando una ideología, una mentalidad, que es la ideología de género que es una idea loca que se quiere realizar a toda costa y que se va imponiendo, poco a poco, sobre todo por el influjo de los medios de comunicación. Hay que reconocer que los medios de comunicación se cuidan muchísimo y aunque no usen el lenguaje inclusivo lo incluyen de esta manera considerando todo igual, todo es igual nada es mejor. Se habla de una cuestión de derechos, pero dónde están esos derechos porque en la Constitución Nacional no están”.

“Hasta en la forma de hablar se reconoce el despiste. Por eso tomemos en cuenta esto y guardemos la cabeza fresca. Me quedo aquí. Amigos, amigas, amigues, será hasta el sábado próximo”, concluyó monseñor Aguer.+