Miércoles 1 de febrero de 2023

"Alumbra la vida", un gesto ante el Congreso en homenaje a los no nacidos

  • 28 de diciembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Con el lema "La vida, el primer derecho", encenderán velas el miércoles 28, a las 19.30, frente al anexo del Senado, en memoria a los niños inocentes eliminados por el aborto.
Doná a AICA.org

Un gesto por la vida se realizará el miércoles 28 de diciembre, a las 19.30, encendiendo velas en la Plaza del Congreso, frente al anexo de la Cámara de Senadores de la Nación (Hipólito Yrigoyen 1710).

"Alumbra la vida" se titula esta convocatoria, impulsada por distintas organizaciones pro vida, haciendo hincapié en la defensa de los niños por nacer. 

"La vida, el primer derecho" es el lema elegido para portar una vela en homenaje a los niños inocentes eliminados por el aborto. Un gesto similar se hará hoy en otras ciudades del país, como Rosario, La Rioja y Resistencia.

Convocatorias similares se han hecho en Bogotá, Medellín, Cali y otras ciudades de Colombia; Quito, Guayaquil, Ambato y Manta, en Ecuador; Madrid, Sevilla y otra decena de ciudades de España; así como en distintos puntos de México, El Salvador, Paraguay y Perú. Al respecto, puede consultarse el sitio www.alumbralavida.com.

En los distintos países, invitan a los actos diversas asociaciones por la vida y la familia, que afirman su "firme decisión de acabar con la cancelación de seres humanos en el seno materno, de acabar con el genocidio del aborto, porque la vida es el primer derecho".

Un grito silencioso
"Un grito silencioso sigue produciéndose en el seno materno y en toda la sociedad -dicen-. Un grito, como el día de la matanza de los Inocentes en Belén. Millones de niños mueren sin que nadie se acuerde de ellos”.

La iniciativa "Alumbra la Vida" ha sido convocada por múltiples entidades provida y ciudadanos particulares, con el fin de que el día de los Santos Inocentes sea celebrado en clave de Defensa de la Vida.

"Nos reunimos en calles y plazas de muchos países y prendemos una vela por los inocentes abortados. Así los queremos estar acompañando, a ellos y a sus madres, en la soledad de la muerte. Es la propia sociedad que los ha cancelado. Prefiere permanecer a oscuras sin ver esta matanza, sin oír ese grito silencioso...”.

"Nos reunimos como Centinelas de la Vida, con luces encendidas, porque, como en aquella noche de los tiempos, Herodes sigue matando a niños inocentes... Herodes hoy es el genocidio del aborto”.

"A pesar de que el derecho a la vida está reconocido por la Declaración Universal de Derechos Humanos y en las Constituciones de los Estados, a pesar de que objetivamente matar a otro ser humano es siempre intrínsecamente perverso, 'la oscuridad' quiere imponerse a 'la luz', la cultura de la muerte quiere instalarse en la sociedad, y quieren convertir en un derecho lo que es un asesinato”.

Cultura del descarte
"Esa cultura del descarte -explican los convocados-, esas ideologías contra el hombre, el negocio de la muerte y la destrucción de las familias como núcleo esencial, desembocó en un empuje maligno que ataca a lo más esencial: el amor maternal y se alimenta del sufrimiento de seres inocentes, de sus madres y de sus familias, que en muchos casos son verdaderas víctimas de la gigantesca industria abortista”.

"Pero tenemos motivos de esperanza: son las vidas salvadas, las madres asistidas, las personas convertidas, las legislaciones y las sentencias que empiezan a proteger la vida humana en el seno materno... Y el movimiento provida, que permanece firme y dispuesto”.

"Pero necesitamos políticos que nos escuchen y reviertan, con sus leyes protectoras de la vida, este injusto y falso derecho a desechar a un ser humano cuando nos sobra”, concluyen, al tiempo que señalan que con este gesto de las velas encendidas por la vida quieren hacerse visibles, "recordar que somos muchos los que nos resistimos a considerar que la oscuridad pueda vencer".+