Viernes 3 de febrero de 2023

África se prepara para recibir al Papa

  • 24 de enero, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
La República Democrática del Congo y Sudán del Sur comenzaron la cuenta regresiva para recibir al papa Francisco que llega a estos territorios "en misión de paz al corazón de África".
Doná a AICA.org

A pocos días del viaje del Papa a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur -el viaje número 40 en los 10 años de pontificado-, las iglesias locales comenzaron la cuenta regresiva para recibir al Santo Padre que visitará la República Democrática del Congo del 31 de enero al 3 de febrero y que del 3 al 5 de febrero estará en Sudán del Sur, visitando la ciudad de Juba.

De cara a la visita apostólica, Ayuda a la Iglesia Necesitada invitó a dos organizadores de estos países para hablar sobre la próxima visita del Santo Padre.

La República Democrática del Congo
La República Democrática del Congo es el país más grande del Sáhara Subsahariano y, a pesar de la riqueza de su naturaleza y sus recursos, vive inmerso en la pobreza. 60.000 personas viven con menos de dos dólares al día. Esta carencia se nota también en la educación, que es muy pobre.

La situación se ve agravada por las crisis humanitarias, empeoradas por la pandemia del Covid y por la enfermedad del ébola. Además, en la parte este del país hay conflictos violentos que provocan mucha desestabilidad.

Con todo esto, el padre Godefroid Mombula Alekiabo expresó su alegría por la visita del papa Francisco al territorio. Según él, la visita del Santo Padre responde a su papel como dirigente de la Iglesia católica, como un padre que va a visitar a sus hijos.

El padre Godefroid destacó el gran papel que desempeña la Iglesia en el país. Muchos colegios, hospitales y negocios pertenecen a la Iglesia, pero esto no siempre fue así.

En 1971, el Gobierno se apropió de las tres universidades que había en la República Democrática. Un año después, obligaron retirar todos los símbolos cristianos de los colegios y hospitales. Viendo las consecuencias devastadoras de esto, tuvieron que pedir a los institutos religiosos, pocos años después, que retomaran la actividad educativa.

Godefroid considera que la Iglesia es la voz de la oposición en el país pero que depende demasiado económicamente del exterior. Sin embargo, desde un punto de vista más positivo, ensalza la capacidad de la Iglesia local por adaptar la liturgia a la cultura del territorio, afirmando que “la liturgia está muy viva en la República Democrática del Congo”.

Este sacerdote espera que la visita del Papa ayude a los esfuerzos que se están haciendo por la unidad y reconciliación, teniendo en cuenta tres documentos pontificios especialmente importantes para los fieles del país: Fratelli tutti, Laudato si y Christus vivit.

Para concluir su intervención, el padre Godefroid señaló tres pilares sobre los que se debe entender la situación en el país. Por un lado, que la guerra y los conflictos violentos en el territorio entorpecen mucho el camino hacia la unidad y destruyen las oportunidades de los jóvenes que son “el ahora de Dios”. 

Por otro lado, destaca que la presencia de multinacionales extranjeras que desabastecen de sus recursos naturales al país con motivos egoístas fomenta el enfrentamiento. Sin embargo, como tercer punto clave, el sacerdote señaló que la reforma de la situación pasa por los individuos, no por las instituciones. En su opinión, el cambio está en el corazón de los hombres y se debe realizar a través del entendimiento mutuo, no por la fuerza.

Sabiendo todo esto, el padre Godefroid espera que la visita del Papa contribuya a la paz y a la unidad. Desea que el Santo Padre se reúna también con los grandes empresarios del país y que se trate el tema del tribalismo, que tantos problemas ocasiona dentro del territorio nacional.

Sudán del Sur
El padre Samuel Abe se encarga de la organización de la visita del papa Francisco a Sudán del Sur. Durante su intervención señaló el conflicto civil en el que están involucrados los ciudadanos del país. Ante esta situación, los obispos y sacerdotes insisten en la necesidad de vivir en paz. Sin embargo, a pesar de la comunicación entre la Iglesia local y el Gobierno, los esfuerzos no están dando fruto.

Hace años, los representantes de la Iglesia de Sudán del Sur fueron al Vaticano pidiendo la visita del Santo Padre. El viaje no se pudo realizar durante años debido a dificultades surgidas desde uno y otro lado. Ahora que, por fin, Francisco llegará al país, los ciudadanos expresaron su alegría.

Por otro lado, el padre Samuel destaca que, la visita junto a otros líderes religiosos, lanza un mensaje de paz y unidad, de cooperación. Esto, dice, es muy necesario dada la situación interna de Sudán del Sur.

El deseo de Samuel es que la visita del Papa abra un nuevo capítulo en la vida del país para acabar con los conflictos y promocionar la paz entre los ciudadanos.+