Miércoles 20 de octubre de 2021

Abrazo simbólico a catamarqueños y chubutenses movilizados contra la megaminería

  • 19 de mayo, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Nacional de Justicia y Paz se unirá a este gesto de solidaridad y cercanía, previsto para el próximo viernes a las 18, en el marco de las actividades de la Semana Laudato si'.
Doná a AICA.org

La Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJP) se unirá al “abrazo simbólico” de solidaridad y cercanía con los pueblos de las provincia del Chubut y Catamarca movilizados ante los proyectos de minería a cielo abierto, previsto para el próximo viernes 21 de mayo, a las 18, en el marco de las actividades de la Semana Laudato si’ y al que adherirán miles de personas en la Argentina y América Latina.

“Nos sumamos con este abrazo al clamor de las personas y de la naturaleza, que ven amenazados sus sistemas de vida y el cuidado de la creación, por proyectos de explotación minera a cielo abierto, con remoción de miles toneladas de roca y suelo y lixiviación del material pulverizado con enormes cantidades de agua con cianuro”, expresó en un comunicado.

Ante esta iniciativa, la CNJP recordó “el reclamo del Parlamento Europeo (Resolución B7-0240/2010) para la prohibición en Europa de la minería que utiliza cianuro, por el ‘impacto catastrófico e irreversible al medio ambiente y a la salud humana, existiendo tecnologías alternativas’”.

“La minería es una actividad económica valiosa, cuando se desarrolla cuidando el medio ambiente, la naturaleza y las personas, incluyendo la equitativa distribución de los riesgos y los beneficios”, aseguró, y consideró que “el sector minero que extrae mineral a cielo abierto debe dejarse inspirar por los principios éticos que emergen de Laudato si’ y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, en particular el Objetivo 12”.

Tras instar a la industria minera a “aplicar nuevas tecnologías compatibles con el cuidado de la creación y de las personas, que la conviertan en una minería sustentable”, animó a los gobiernos a “presentar a los pueblos las nuevas tecnologías mediante plebiscitos vinculantes”. También invitó a “confiar finalmente el control de la actividad a organismos públicos, científicos y organizaciones de las comunidades que viven en el territorio donde se llevará a cabo la explotación minera”.

“Pidamos a Dios, Nuestro Señor, que nos envíe el Espíritu Santo, para que ilumine los corazones y las voluntades y nos oriente en el encuentro de caminos que transitemos todos juntos hacia una minería integralmente sustentable”, concluyó.

En su mensaje de adhesión al abrazo simbólico, la Comisión Nacional de Justicia y Paz cita un párrafo del mensaje del papa Francisco durante el encuentro con la industria minera (3 de mayo de 2019): “Debemos analizar, interpretar y discernir cuáles son las actividades extractivas apropiadas o inapropiadas en los territorios; luego, proponer, planificar y actuar para transformar nuestra propia forma de vida, para incidir en las políticas mineras y energéticas de los estados y gobiernos, y en las políticas y estrategias de las empresas dedicadas al extractivismo, todo ello con el propósito de lograr el bien común y un desarrollo humano genuino, integral y sustentable”.

Más información en www.episcopado.org y redes sociales.+