Sábado 16 de octubre de 2021

Aborto: Para los evangélicos, también un debate inoportuno

  • 25 de noviembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) sostuvo que "la mayoría celeste ya dijo que NO y volverá a decir que NO. En cada plaza, parque, barrio y sin pausa".
Doná a AICA.org

El Consejo Directivo Nacional de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) difundió la declaración "Aborto: un debate inoportuno, otra vez", en la que expresa su rechazo a una nueva discusión legislativa para legalizarlo y acompaña las marchas por la vida previstas para el próximo sábado 28 de noviembre.

“La mayoría celeste ya dijo que NO y volverá a decir que NO. En cada plaza, parque, barrio y sin pausa”, sostiene.

Texto de la declaración

Una historia repetida
La Argentina fue llevada a debatir esta iniciativa en 2018. Luego de un largo y profundo análisis, los Senadores en el Congreso dijeron que NO. Que no podía transformarse en Ley porque había una mayoría en contra de su aprobación. 

Estudios más actuales y sondeos explicitan con claridad que:

  1. Más del 50% de los ciudadanos considera que no es el momento adecuado para su tratamiento.
  2. Que no está entre sus 15 primeras prioridades.
  3. Que el porcentual de importancia relativa es menor del 2% comparada con temas como inseguridad, pobreza o pandemia.
  4. Que hay una gran mayoría celeste por sobre el movimiento verde que se concentra mayormente en la Ciudad de Buenos Aires. 16 de 24 provincias son mayoría celeste, convirtiéndose en el 70 % de la conformación federal del país.

No lo decimos nosotros, se difunde por medios reconocidos y encuestas de opinión de consultoras independientes.

En 2018 hubo grandes y apasionadas manifestaciones a favor y en contra. Por eso, conociendo la complicada situación epidemiológica creemos realmente inoportuno el tratamiento de esta ley. Estamos en medio de una crisis sanitaria que cualquier encuentro masivo es riesgoso. El gobierno comprende que seguramente existan expresiones de rechazo masivas en las diferentes ciudades.

Sin embargo, parece no querer advertirlo. El Presidente en persona explicó en más de 100 ocasiones que priorizaba cuidar la salud y la vida por sobre las diferencias ideológicas. En este caso no lo hace por partida doble: en primer lugar, porque expone la salud de los ciudadanos sabiendo que saldrán en defensa de la vida. Y en segundo lugar, porque este proyecto de Ley se trata de la capacidad del Estado para matar, porque interrumpe el ciclo de la vida.

Cabe destacar que apoyamos el movimiento de mujeres que fervientemente combaten por sus derechos legítimos. 

De ningún modo es parte de esa lucha la legalización del aborto. En nuestras iglesias tenemos un 50% de pastoras y un 70% de concurrentes mujeres, y en este punto, la gran mayoría, defienden la vida.

Como ciudadanos tenemos la responsabilidad de expresarnos y explicar lo mismo que hace 2 años: que hay una mayoría celeste que no quiere esta Ley. Por eso no prosperó en 2018 y no parece que fuera lo sensato que avance en este año. La mayoría celeste debe ser escuchada porque es una de las reglas básicas de la democracia que se construye con el respeto a las mayorías.

La mayoría celeste ya dijo que NO y volverá a decir que NO. En cada plaza, parque, barrio y sin pausa.

Inoportuna e imprudente con la salud de los argentinos
La sociedad pide unión y cohesión para este tiempo difícil. Tenemos que estar a la altura de este momento histórico que nos toca transitar, lo más unidos posible. Decimos una vez más que debatir este proyecto de Ley, en este contexto, es no solamente inoportuno sino imprudente con la salud de los argentinos.

Acompañamiento
Este sábado 28 de noviembre a las 15 se ha convocado espontáneamente a una marcha por la vida en el Congreso de la Nación y en todas las plazas del país para una vez más expresar nuestra defensa de los derechos del niño por nacer, por la no interrupción del ciclo de la vida y para decir con emoción que somos una mayoría celeste que pide ser escuchada.

Como pastores debemos acompañar a esta mayoría que debe ser escuchada. Otra vez.

La mayoría celeste ya dijo que NO y volverá a decir que NO. En cada plaza, parque, barrio y sin pausa.

Proteger la vida
No se puede permitir que ninguna mujer muera, esto es fundamental, pero el Estado no puede legalizar la muerte, no es un derecho, no es legítimo. El derecho a la vida debe estar por encima de todo.

Es tiempo de unir y proteger la vida de todos los argentinos.+