Domingo 17 de octubre de 2021

A los 91 años falleció el cardenal africano Koto Khoarai

  • 19 de abril, 2021
  • Maseru (Lesoto) (AICA)
Creado cardenal por el papa Francisco en el consistorio de 2016, se convirtió en el primer cardenal de Lesoto.
Doná a AICA.org

El cardenal Sebastian Koto Khoarai OMI, obispo emérito de Mohalès Hoek, en Lesoto, en el sur de África, falleció hoy a los 91 años. Su frágil salud le impidió estar presente en el consistorio de 2016 en el que el papa Francisco le otorgó la púrpura, convirtiéndolo en el primer cardenal de su país. 

El arzobispo de Maseru, monseñor Tlali Lerotholi, confirmó la noticia de la muerte del purpurado, que dos días antes, el 17 de abril, había festejado su cumpleaños en una residencia de religiosos ancianos y enfermos de los Padres Oblatos de María, Congregación en la que había ingresado a sus veinte años.

Nacido el 11 de septiembre de 1929 en Koaling, en la diócesis de Leribe, entonces colonia británica de Basutolandia, el futuro cardenal tuvo que esperar once años antes de recibir el bautismo: el 12 de diciembre de 1940, en la iglesia de San Pablo en Butha-Buthe el joven Sebastián recibía el sacramento, mientras ya maduraban en él las primeras semillas de una vocación religiosa.

En Roma, no en la capital italiana sino en la ciudad homónima de Lesoto, en el territorio de la arquidiócesis de Maseru, Koto inició sus estudios de filosofía y teología en el seminario mayor San Agustín. 

Ingresado en la Congregación de los Oblatos de María Inmaculada, el 5 de enero de 1950 fue admitido al noviciado y el 6 de enero de 1951 hizo la profesión religiosa. Dos días después de recibir la ordenación sacerdotal el 21 de diciembre de 1956, hizo un gesto simbólico al administrar el bautismo a su padre.

Después de numerosos cargos ocupados en parroquias y seminarios en los años en que el país iba camino de la independencia, en 1975 Koto fue nombrado primer director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Lesotho. El 10 de noviembre de 1977, Pablo VI lo eligió primer obispo de la nueva diócesis de Mohale's Hoek.

Impulsó a la Iglesia Católica del país
En este cargo dirigió la comunidad local con humildad y firmeza: con él los bautizados aumentaron en más de un 20%, con un número creciente de vocaciones al sacerdocio, tanto que el seminario mayor no pudo acogerlos a todos. 

De 1982 a 1987 fue presidente de la Conferencia Episcopal de Lesoto y gracias también a su acción, combinada con la de otros cohermanos, la Iglesia Católica se convirtió en la primera institución educativa del país.

En mayo de 2006, después de treinta y seis años, dimitió por límites de edad, pero permaneció al servicio de la Iglesia como administrador apostólico hasta el 11 de febrero de 2014, continuando realizando diversas actividades como dirigir una casa para unos 20 huérfanos o la asistencia a menores discapacitados. 

Muy querido y apreciado en el país, fue considerado unánimemente "trabajador" y "hombre de Dios".

Cardenal por voluntad del papa Francisco
El papa Francisco le entregó la púrpura en el consistorio del 19 de noviembre de 2016, el tercero de su pontificado, durante el cual había creado siete nuevos cardenales, trece con derecho a voto en un posible cónclave y cuatro de más de ochenta años. 

El cardenal Koto Khoarai fue uno de estos últimos, pero por razones de salud no pudo asistir a la ceremonia en el Vaticano. El 21 de enero de 2017 recibió en Lesoto del nuncio apostólico en Lesotho, monseñor Peter Bryan Wells, el birrete cardenalicio, el anillo y el título, conferidos durante la misma ceremonia por el cardenal Wilfrid Fox Napier, arzobispo metropolitano de Durban.

Con la muerte del cardenal africano, el Colegio Cardenalicio está integrado ahora por 224 cardenales, de los cuales 126 son electores y 98 no electores.+