Viernes 19 de julio de 2024

Documentos


Comunicado de obispado de Santiago del Estero

Comunicado de los obispos de la diócesis de Santiago del Estero (1 de diciembre de 2020)

Queridos hermanos y hermanas de la Diócesis de Santiago del Estero: La paz de Jesús esté con todos ustedes

"La Pandemia no ha terminado, el virus no ha desaparecido, sigue circulando en nuestras calles, encuentros...es invisible y nos afecta"

Escuchando y viendo algunos datos de la realidad -la poca que podemos ver y captar, y lo mucho que se nos escapa por limitaciones– rezando esta realidad y reflexionando en lo que podemos: debemos ser conscientes que no pasó la pandemia.

Estamos todos cansados y anhelantes de algo mejor y superador de lo que vivimos desde marzo de este año. Es lógica la ansiedad de aperturas, de nuevos encuentros, de volver a algunas actividades "normales en otra época". A esto se nos agrega la proximidad del fin de año: fin de ciclos, fiestas de Navidad y Año Nuevo, proximidad de vacaciones y licencias.

Hubo episodios estos últimos tiempos que desbordaron todos los protocolos y limitaciones que nos aprisionó durante meses. No sabemos aún cuáles serán los efectos de estos desbordes. El mal no desapareció, aún está circulando. Tampoco sabemos a ciencia cierta cuando va a pasar todo: a pesar de tantas noticias "halagüeñas" que circulan en todos los medios. Esto no tiene intención de causar miedo, ni tremendismo. Sólo previsión y sensatez y el cuidado que nos debemos entre todos. Así empezó nuestra historia en el lejano marzo. Valga esto como pequeño "prólogo" que debe encabezar todos nuestros planes y actividades. "Debemos seguir cuidándonos".

Según comunicación del gobierno provincial a partir del 4 de diciembre se flexibiliza el número de participantes en todas las celebraciones religiosas, hasta el 50 por ciento de la capacidad del templo o lugar de celebración. A esto debemos agregar el protocolo de distanciamiento, barbijo, medidas de higiene, ventilación de lugares y otros detalles que ya venimos cumpliendo. Pero atención: ¡no podemos hacer y convocar a encuentros masivos! Debemos respetar estas normativas, por el bien de todos. Por otro lado es también un ejercicio docente, en tiempos de posibles relajamientos sociales.

Con respecto a la Catequesis se les ha enviado oportunamente las indicaciones para este tiempo.

Les deseamos a todos una Feliz Novena de la Inmaculada para nosotros Virgen del Valle- con gracias de paz y esperanza para todos. Le pedimos a ella que nos ayude a permanecer unidos a su Hijo Jesús, Nuestro Señor quien nos consuela y fortalece

Reciban nuestra paternal bendición

Mons. Vicente Bokalic CM, obispo de Santiago del Estero
Mons. Enrique Martinez Ossola, obispo auxiliar de Santiago del Estero