Viernes 5 de marzo de 2021

Celam: El 2020 será recordado por el dolor y por los actos de caridad cristiana

  • 4 de enero, 2021
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Mensaje de Mons. Miguel Cabrejos, presidente del Celam al inicio del nuevo año.

“Terminamos un año que la historia recordará como un período marcado por la crisis de salud mundial tras el coronavirus - Covid-19, incluso nuestra región no fue ajena a esta dura realidad”, dijo monseñor Miguel Cabrejos, arzobispo de Trujillo y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), al inicio de su mensaje de año nuevo. 

En solidaridad con quienes viven la gravedad de la pandemia, el arzobispo destacó: “hemos perdido a muchos de nuestros hermanos; el número de infectados sigue aumentando; miles de personas perdieron su empleo y, con ello, la pobreza se ha vuelto desastrosa. En general, 2020 fue un año difícil y con mucho sufrimiento”.

A pesar de la muerte, el dolor, la enfermedad y la pobreza, el año que terminó pasará a la historia también por los “grandes actos de humanismo y caridad cristiana”, dice monseñor Cabrejos, destacando los valores y sentimientos que surgieron durante la crisis: “grandes gestos de solidaridad, generosidad, vocación de servicio, entrega al heroísmo, actos con los que se pueden escribir hermosas historias de auténtico amor al prójimo”.

La cercanía a los pobres mostraba “el rostro de una Iglesia samaritana, que acoge y cura a un hermano caído en la calle”. Así lo atestiguan todas las iniciativas que representan una luz de esperanza para los más necesitados del continente, como las lideradas por Cáritas y las conferencias episcopales, que monseñor Cabrejos agradece por su compromiso de afrontar los retos, anteponiendo a los más vulnerables y descartados por la sociedad: “juntos hemos logrado salvar muchas vidas y dar alimento y salud a los más pobres”.

Campaña Donación AICA

La pandemia también puso de relieve los grandes problemas que aquejan a la región de América Latina y el Caribe, “como las graves injusticias y desigualdades sociales, la fragilidad de nuestros sistemas políticos con la necesaria y abierta lucha contra la corrupción y la destrucción de nuestro medio ambiente”, dice el presidente del Celam, “son tareas y retos que no podemos dejar pasar” en el nuevo año que comienza.

Finalmente, el mensaje señala las tareas prioritarias para 2021: “debemos asistir y cuidar la vida de miles de hermanos y hermanas, fortaleciendo el sistema de salud para enfrentar con éxito la pandemia del coronavirus y encontrar una solución a la crisis económica que ha empobrecido a miles de personas y de familias”. 

Monseñor Cabrejos concluye: no cabe duda de que “la esperanza del acceso a la vacuna para todos es una necesidad urgente y una exigencia de todos los sectores de la sociedad”. +