Sábado 28 de enero de 2023

Un mundo donde las mujeres son maginadas es un mundo estéril

  • 8 de marzo, 2015
  • Ciudad del Vaticano
"¡Un saludo a todas las mujeres! A todas las mujeres que cada día tratan de construir una sociedad más humana y acogedora. Y un ?gracias? fraterno a las que de mil maneras testimonian el Evangelio y trabajan en la Iglesia", expresó el papa Francisco luego del rezo del Ángelus al celebrarse el Día internacional de la mujer. Ante una Plaza de San Pedro colmada de fieles, romanos y peregrinos procedentes de diversos países, el Pontífice subrayó que "Un mundo donde las mujeres son maginadas es un mundo estéril, porque las mujeres no sólo traen la vida sino que nos transmiten la capacidad de ver más allá".
Doná a AICA.org
"¡Un saludo a todas las mujeres! A todas las mujeres que cada día tratan de construir una sociedad más humana y acogedora. Y un ?gracias? fraterno a las que de mil maneras testimonian el Evangelio y trabajan en la Iglesia", expresó el papa Francisco luego del rezo del Ángelus al celebrarse el Día internacional de la mujer.

Ante una Plaza de San Pedro colmada de fieles, romanos y peregrinos procedentes de diversos países, el Pontífice subrayó que "Un mundo donde las mujeres son maginadas es un mundo estéril, porque las mujeres no sólo traen la vida sino que nos transmiten la capacidad de ver más allá".

Palabras del papa Francisco
"Hoy, 8 de marzo, ¡un saludo a todas las mujeres! A todas las mujeres que cada día tratan de construir una sociedad más humana y acogedora. Y también un ?gracias? fraterno a las que de mil maneras testimonian el Evangelio y trabajan en la Iglesia.

Y ésta es para nosotros una ocasión para reafirmar la importancia y la necesidad de su presencia en la vida. Un mundo donde las mujeres son maginadas es un mundo estéril, porque las mujeres no sólo traen la vida sino que nos transmiten la capacidad de ver más allá ?ven más allá de ellas?, nos transmiten la capacidad de entender el mundo con ojos diferentes, sentir las cosas con corazón más creativo, más paciente, más tierno.

¡Una oración y una bendición especial para las mujeres aquí presentes en la Plaza y para todas las mujeres! ¡Un saludo!+