Martes 24 de mayo de 2022

Saludos y reconocimiento a la división Clero Policial de la PFA en sus 75 años

  • 10 de mayo, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
En el Día de la Virgen de Luján, y en el 75° aniversario de la División Clero Policial, el arzobispo de Buenos Aires, el arzobispo de Corrientes y el capellán mayor de la PFA, enviaron sus saludos.
Doná a AICA.org

En el año del bicentenario de la Policía Federal Argentina, y al cumplirse el 75° aniversario de la creación de la División Clero Policial, coincidente con el día de su patrona, la Virgen de Luján, la institución recibió varios saludos.

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, saludó a la comunidad de la Policía Federal Argentina y especialmente a la División Clero Policial. “El mes de mayo es un mes muy especial para la Policía Federal Argentina”, destacó el prelado, ya que  “este mes se van a cumplir 75 años de la firma del decreto por el cual el cardenal Copello nombró a Nuestra Señora de Luján, patrona de la Policía Federal Argentina, un acontecimiento espiritual importante”. 

“Y la Policía Federal tomó a la Virgen como su patrona, la Señora que acompaña a cada agente, a cada hombre y mujer que, en su servicio, nos están cuidando a todos”, reconoció.

“Se cumplen también 75 años de la creación de la división Clero Policial. Les envío en este 8 de mayo, en que celebramos la solemnidad de Nuestra Madre de Luján, un saludo especial a ustedes, a los capellanes, a los que colaboran en la división del Clero Policial, y que hacen este servicio pastoral que hoy se extiende a gran parte de la Argentina”. 

“También a toda la familia de la Policía Federal, les envío un saludo en este día, y les recuerdo que tienen una Madre. Sé que muchos de ustedes la veneran, la reciben como el discípulo amado, en su casa, en sus cosas, y siempre la Virgen corresponde con gracias especiales a los que la invocan”.

“Que el Señor los bendiga a todos, la Virgen los proteja y los acompañe, y especialmente en este tiempo de prueba de la pandemia, quiero agradecer y poner bajo el cuidado de Nuestra Madre, a los hombres y mujeres de la institución que están al servicio de todos los argentinos”.

Por su parte, el capellán general de la Policía Federal Argentina, presbítero Diego de Campos, expresó: “La Virgen de Luján, que es la patrona de la República Argentina y patrona de la Policía Federal Argentina, tuvo ayer su fiesta litúrgica. Como es la patrona de la institución, la Policía Federal Argentina la honra, junto con la Iglesia argentina, el 8 de mayo con una misa institucional muy importante, generalmente presidida por el arzobispo de Buenos Aires y con la presencia de todo el  personal policial de las distintas dependencias con asiento en Buenos Aires, con representación de los institutos, de las escuelas y dependencias del interior”. 

“Por las circunstancias de salud pública que todos conocemos, este año no se pudo realizar el 8 de mayo esta fiesta bien alegre, como lo hacemos todos los años, pero igualmente la Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de Luján, se va a celebrar y se está celebrando de una manera muy particular. Porque este año, el 25 de mayo, hace 75 años que la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de Luján, fue nombrada patrona de la Policía Federal Argentina, para cuidar, proteger, asistir y acompañar en su servicio, a las mujeres y hombres de la institución y a sus familias”. 

“Pero también este año, que coincide con el bicentenario de la Policía Federal y de los 75 años del nombramiento de la Virgen de Luján, por el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Santiago Luis Copello, coincide con una fecha muy importante histórica para el Clero Policial: cumplió en el día de ayer, 75 años de su creación. Es decir que la División Clero Policial de la Policía Federal Argentina está de jubileo, y lo hicimos ayer, cada uno de los capellanes y el personal, en sus casas, en sus capillas, en sus iglesias, de manera privada y sin asistencia de fieles. Renovamos nuestro compromiso, el objetivo de la División Clero Policial, que es atender, acompañar, desde lo sacramental, desde lo espiritual, y desde lo humano, al personal de la institución, distribuido a lo largo y a lo ancho del territorio nacional”.

Finalmente, el capellán mayor reconoció, agradeció y valoró a los capellanes, estimulándolos a “poner cada día lo mejor para seguir cumpliendo su función, para el bien de los hombres y mujeres de la institución y el bien de nuestra patria”.

El arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, también hizo llegar sus felicitaciones. A través de un videomensaje, expresó: “En el 75° aniversario de la creación de la División Clero Policial de la Policía Federal Argentina, conmemoración que además coincide con la festividad de la Virgen de Luján, de un modo providencial, y en el contexto celebrativo del bicentenario de la creación de este honorable servicio, junto con mi hermano obispo, José Adolfo, con el capellán, el padre Juan Andrés Rojas, tengo el agrado de saludar, en primer lugar al Jefe de la Policía Federal, y luego a todo el cuerpo policial, y desearles la bendición para ustedes y para sus familias, y para todo nuestro pueblo, a quienes ustedes prestan un servicio valiosísimo, especialmente en este tiempo adverso que estamos atravesando a causa de la pandemia. Muchas gracias por su generosa dedicación al servicio de nuestra gente”.

“La Virgen de Luján nos habla de la cercanía de Dios. El mayor servicio que Ella nos brinda es acercarnos a Él, es acercarnos a Dios. A Él a nosotros y a nosotros a Él. Nos enseña que Dios es alguien compañero de todos, que su autoridad se distingue por el servicio a la vida de todos, de modo especial donde está amenazada, a la que es necesario defender, sostener y acompañar siempre en cualquier circunstancia, porque la vida del ser humano es sagrada, dado que Dios mismo está comprometido con ella”.

“Gracias de nuevo por la presencia de ustedes entre nosotros y por la importante tarea que llevan a cabo. Que la Virgen de Luján los proteja de los peligros, los ilumine en su servicio, y los consuele en sus fatigas. Y a todos nos conduzca a un encuentro más cercano con ese Dios que desea ser amigo y cercano de todos”.+