Sábado 2 de julio de 2022

Presentan los "documentos Marega" sobre las persecuciones de los cristianos japoneses

  • 2 de marzo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Los documentos conservados en la Biblioteca Apostólica Vaticana son fundamentales para reconstruir la historia del cristianismo japonés.
Doná a AICA.org

El cardenal José Tolentino de Mendonça, bibliotecario y archivero de la Santa Iglesia Romana, presentó hoy, 1 de marzo, en la sala de prensa vaticana la historia de la evangelización de Japón, a través de los "Documentos Marega" de la Biblioteca Apostólica Vaticana.

Los antiguos documentos japoneses que datan del período de las persecuciones de los cristianos japoneses durante el período Edo, entre 1603 y 1868, a partir de que el shogun Tokugawa tomó todo el poder en la tierra del Sol Naciente y en 1612 promulgó el Kinkyo-rei, después de que el emperador fuera efectivamente derrocado, la prohibición del cristianismo de Japón. 

Acompañaron al cardenal Mendonça durante la presentación: monseñor Cesare Pasini, prefecto de la Biblioteca Apostólica Vaticana; el doctor Delio Vania Proverbio, Scriptor Orientalis; la doctora Ángela Núñez Gaitán, Jefa del Laboratorio de Restauración y el profesor Silvio Vita, Universidad de Estudios Extranjeros de Kyoto .

“Los casos de la historia han hecho que el mayor archivo feudal conservado fuera de Japón se guarde ahora aquí en la Biblioteca”, explicó el cardenal: “A partir de estos papeles, recogidos en la década de 1930 por el salesiano Mario Marega, se inició el gran proyecto de cooperación cultural llevado a cabo por la Biblioteca en los últimos años que se puso en marcha en 2013”. 

“Este proyecto vio a la Biblioteca y al Instituto Nacional de Humanidades de Japón emprender el estudio, la restauración y la catalogación de miles de documentos (alrededor de 14.000), con decenas de investigadores japoneses que anualmente pasaban largos períodos de estadía en las instalaciones de la Biblioteca". 

“El proyecto Marega se refiere a una historia antigua del cristianismo en Japón y una historia moderna de descubrimientos y redescubrimientos, a partir de la década de 1930, cuando el salesiano Mario Marega recopiló muchos documentos que estaban en riesgo de dispersión y luego los envió a Roma”, dijo monseñor Cesare Pasini: “En 2013 se definió un proyecto conjunto entre la Biblioteca Vaticana y el Japón. El proyecto implicó la reordenación del material, su conservación y la restauración de una de sus partes debido a las precarias condiciones en que fue recogido por Marega, la digitalización integral en alta definición como parte del proyecto de digitalización de los ochenta mil manuscritos vaticanos, el estudio y catalogación de documentos y la elaboración de una base de datos que permita el acceso a los documentos individuales y su descripción”. 

“El proyecto ahora está completo”, anunció monseñor Pasini: “Pero no lo cerramos: ahora comienzan las investigaciones y los estudios sobre los documentos puestos a disposición de todos y continúan los contactos constructivos con las instituciones japonesas. Trabajando juntos en documentos que atestiguan una persecución que duró dos siglos y medio, fue posible construir una experiencia común, que resultó en un intercambio de habilidades y que se amplió y profundizó en el conocimiento y la estima mutuos”. 

“Nos encanta -subrayó- expresar esta realidad positiva bajo el nombre de diplomacia cultural: de hecho, la cultura nos permite tejer relaciones y tratar incluso los temas más delicados o espinosos con delicadeza y precisión. Incluso donde la historia ha causado heridas o conocido contrastes u opuestos entre sí, podemos construir comprensión y aceptación, armonía y respeto, investigando e investigando, explicando y contextualizando, haciendo una memoria respetuosa de todos y de todo. Y conocemos aún mejor la vida de los pueblos. Un mensaje que no es casual, y menos ahora".+