Viernes 24 de septiembre de 2021

Pakistán: Enérgica condena de la Iglesia católica al ataque contra el templo sufí

  • 17 de febrero, 2017
  • Lahore (Pakistán)
La Iglesia Católica de Pakistán condenó enérgicamente el atentado perpetrado el jueves 16 de febrero, contra un templo sufí en el Sindh, que causó la muerte de al menos 100 personas y más de 200 heridos, entre las víctimas hay por lo menos 20 niños. El ataque fue reivindicado por el Estado islámico en Amaq, y el militante suicida decidió atacar en un momento en que el lugar estaba colmado de gente, porque se estaba asistiendo a una danza ritual. El padre Abid Habib, miembro de la Comisión de Justicia y Paz y la Asociación de Superiores Mayores Religiosos declaró a AsiaNews que teme que la violencia se extienda también a las iglesias católicas.
Doná a AICA.org
La Iglesia Católica de Pakistán condenó enérgicamente el atentado perpetrado el jueves 16 de febrero, contra en el templo de Lal Shahbaz Qalandar, en la ciudad de Sehwan en el Sindh, que causó la muerte de al menos 100 personas y más de 200 heridos, entre las víctimas hay por lo menos 20 niños. El ataque fue reivindicado por el Estado islámico en Amaq y el militante suicida decidió atacar en un momento en que el lugar estaba colmado de gente, porque se estaba asistiendo a una danza ritual.

En la catedral de san Francisco Javier, en Hyderabad, a unos 130 kilómetros del lugar de la explosión, el padre Paulus Gill condujo una oración en memoria de las víctimas de Sindh. El sacerdote expresó que en Pakistán "se están perdiendo los valores humanos y lo que estamos viendo es el resultado de mezclar la religión con la política", afirmó. También explicó que los templos tienen un sistema de seguridad bajo debido a los constantes visitantes que reciben. Según el padre Gill, "sólo el diálogo puede traer la paz con los fundamentalistas. El extremismo comenzó a extenderse en nuestra sociedad sobre todo después de la deriva Islámica del general Zia ul Haq, quien introdujo los prejuicios religiosos y de género en las leyes del país. Ahora nos estamos ahogando en ellos y se necesita un largo tiempo antes de que la paz prevalezca en Pakistán".

Por su parte el padre Abid Habib, miembro de la Comisión de Justicia y Paz y la Asociación de Superiores Mayores Religiosos declaró a AsiaNews que teme que la violencia se extienda también a las iglesias católicas.

"Estamos recibiendo -informó? mensajes que nuestras iglesias serán atacadas. Los terroristas también pueden tener sus bases en Afganistán, pero son financiados por los saudíes. Los militantes siguen la ideología wahabí, elogiando el concepto de yihad (guerra santa) y empuja el odio contra los infieles". "Para ellos, añadió, "visitar los templos significa adorar a los dioses. En la provincia de Sindh muchas personas veneran a sus santos, e incluso muchos hindúes hacen visita al templo Lal Shahbaz Qalandar".

La asociación juvenil Voces de la Paz (Vop), un foro interreligioso, organizó para mañana una manifestación frente al Karachi Press Club. Sunil Kumar, fundador y presidente, dice: "Estamos consternados por este diario derramamiento de sangre. El extremismo ha alcanzado niveles muy altos. Ahora la gente espera sólo el número de muertos después de cada incidente. Ninguna religión y ningún lugar es seguro, la población puede verse afectada en cualquier lugar".

Mientras tanto, el gobierno declaró el estado de alerta en las principales ciudades del país y puso en práctica una ofensiva contra los terroristas, matando a 37. Las autoridades también cerraron la frontera con Afganistán y pidió al gobierno de Kabul entregar 76 refugiados terroristas en su territorio.

El ataque al templo sufí de Sindh es el quinto ataque en una semana: el primero el 13 de febrero pasado frente a la Punjab Assembly de Lahore, provocó 14 víctimas; en los días siguientes otras bombas explotaron en Quetta, Peshawar y Mohmand.+