Lunes 15 de agosto de 2022

Nueva arremetida de Daniel Ortega contra la Iglesia, ordena el cierre de seis radios

  • 3 de agosto, 2022
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
Según el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), no cuentan con el título habilitante vigente desde 2003. El obispo de Matagalpa dijo que estos cierres son "una injusticia".
Doná a AICA.org

“Ellos quieren cerrar a propósito nuestros medios de comunicación”, denunció el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez tras el cierre de seis radioemisoras en el norte de Nicaragua en medio de diferencias entre el presidente Daniel Ortega y la Iglesia Católica del país.

Ortega ordenó el lunes el cierre de las seis radioemisoras de la Iglesia, una de las cuales fue ocupada con violencia por policías antimotines, según denunciaron desde el obispado de Matagalpa. El motivo de este cierre, según el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), es que no cuentan con el título habilitante vigente desde 2003.

Se trata de Radio Hermanos, Radio Nuestra Señora de Lourdes, Radio Nuestra Señora de Fátima, Radio Alliens, Radio Monte Carmelo, y Radio San José, que operan en municipios del norte de Nicaragua.

Sin embargo, en un comunicado, monseñor Álvarez, aseguró que en 2016, en una reunión con el ingeniero Orlando Castillo, ya fallecido, entonces presidente ejecutivo de Telcor, presentó personalmente la documentación requerida, la cual contenía los títulos vigentes de todas estas emisoras.

Monseñor Álvarez, dijo que estos cierres son “una injusticia” e instó a la directora de Telcor, Nahíma Díaz, a demostrar su supuesta ilegalidad. “No aceptaré errores e injusticias”, declaró el prelado desde el púlpito de la catedral de Matagalpa.

Cabe recordar, que el régimen censuró también al canal católico San José, TV Merced, de la diócesis Matagalpa, y Canal 51, de la propia Conferencia Episcopal de Nicaragua.

A pesar de este duro golpe, monseñor Álvarez reiteró su compromiso con la evangelización “en la amada diócesis de Matagalpa”, e instó a el pueblo de Dios en Nicaragua a “seguir doblando rodillas, el próximo jueves, día del santo Cura de Ars, orando por la protección y santificación de los sacerdotes y el viernes, 5 de agosto, día de ayuno y oración, porque la oración salvará a Nicaragua”.

Tras la rebelión social de 2018, que fue sofocada con violencia por la policía y paramilitares, varios sacerdotes acusaron a Ortega de “reprimir al pueblo”. El gobierno, por su parte, calificó las protestas como “un fallido golpe de Estado” y acusó a los obispos de formar parte de un plan de la oposición para derrocarlo.

Monseñor Álvarez es uno de los obispos más críticos de Ortega. Pidió la libertad de unos 190 “presos políticos” y el mes pasado realizó un ayuno para que cesara la “persecución policial” en su contra.

El obispo denunció que una de las radios cerradas es Radio Católica de la localidad de Sébaco, a 103 kilómetros de Managua, donde el lunes la policía ocupó con violencia la parroquia en la que operaba la emisora. En un comunicado difundido en redes sociales, la diócesis de Matagalpa, denunció la ocupación de la sede religiosa, que dirige el padre Uriel Vallejos, otro sacerdote conocido por sus posiciones críticas frente al gobierno.

“El sacerdote está refugiado en casa parroquial. Queremos dejar claro que, si tocan a uno de nuestros sacerdotes, tocan a toda la diócesis de Matagalpa”, se afirma en el comunicado.

Por su parte, el padre Vallejos publicó un mensaje en Twitter en el que pidió a los fieles acudir a la casa cural para protegerlo. “Estoy siendo asediado; la policía violentó los candados de la capilla para entrar a donde están los equipos (de la radio) para llevárselos. La policía está agrediendo a los fieles que están dentro del colegio San Luis, vecino al lugar, tuiteó el sacerdote.

Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció en Twitter que la policía lanzó gases lacrimógenos y realizó disparos al aire cuando varias personas intentaron acercarse a la parroquia para respaldar al padre Vallejos.

“Exigimos a la Policía Nacional cese los disparos y las bombas lacrimógenas contra el pueblo católico”, dijo el Cenidh, y señaló que esa entidad debe “proteger a las y los nicaragüenses, no atacarlos”.+

NOTICIAS RELACIONADAS