Jueves 24 de junio de 2021

Mons. García Cuerva toma posesión de la diócesis de Río Gallegos

  • 22 de marzo, 2019
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
Monseñor Jorge García Cuerva, nombrado por el papa Francisco obispo de Río Gallegos, asumirá mañana el gobierno pastoral de esa jurisdicción eclesiástica que comprende el territorio de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego. La celebración eucarística está prevista para las 11 en el colegio Salesiano de la ciudad de Río Gallegos, calle Monseñor Fagnano 142.
Doná a AICA.org
Monseñor Jorge García Cuerva, nombrado por el papa Francisco obispo de Río Gallegos, asumirá mañana el gobierno pastoral de esa jurisdicción eclesiástica que comprende el territorio de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

La celebración eucarística está prevista para las 11 en el colegio Salesiano de la ciudad de Río Gallegos, calle Monseñor Fagnano 142.

En un video, monseñor García Cuerva invitó a la comunidad diocesana a acompañarlo "en ese momento tan importante" y señaló que su lema episcopal: "No apartes tu rostro del pobre", está tomado del libro de Tobías.

"Quisiera que mi ministerio priorice siempre la realidad de los más pobres y los que sufren. Seguramente hay muchos hermanos que necesitan de la Buena Noticia del Evangelio", precisó.



"Quiero ser un pastor, como dice el papa Francisco, con olor a oveja en medio del pueblo, en medio de la realidad, en este caso en la Patagonia. Por eso, los invito a que me acompañen el 23 de marzo, porque necesito de toda la Iglesia diocesana para poder dar este paso tan importante", sostuvo.

El 3 de enero pasado, el Papa designó obispo de Río Gallegos a monseñor García Cuerva, hasta entonces obispo auxiliar de Lomas de Zamora, en la provincia de Buenos Aires.

García Cuerva volverá a su ciudad natal, dado que nació en Río Gallegos en 1968. Allí pasó parte de su primera infancia hasta que su familia viajó a Buenos Aires, donde luego de estudiar Derecho, se inclinó para el sacerdocio, ordenándose en 1997 en la diócesis de San Isidro.

De fuerte compromiso social, acompañó la vida como viene en los barrios más humildes del conurbano bonaerense, además de formar parte del grupo de sacerdotes de la pastoral de las villas de emergencias. Trabajó en la problemática de las drogas y fue responsable de la Pastoral Carcelaria.+