Martes 26 de enero de 2021

Mensaje del Papa en la celebración de los 500 años de la primera misa en Chile

  • 9 de noviembre, 2020
  • Punta Arenas (Chile) (AICA)
"Dios entró desde el Sur", escribe el Papa recordando que, en la sencillez de una expedición en un territorio entonces desconocido, dio inicio a la Iglesia en esa querida nación.

El obispo de Punta Arenas (Chile), monseñor Bernardo Bastres Florence presidió, el domingo 8 de noviembre, la Eucaristía -que se transmitió en línea a causa de la pandemia- para celebrar y conmemorar los 500 años de la primera misa celebrada en Bahía Fortescue, a orillas del Estrecho de Magallanes, el 11 de noviembre de 1520, por fray Pedro de Valderrama, capellán de la expedición y confesor del explorador Hernando de Magallanes.

Durante la celebración se dio a conocer un mensaje del papa Francisco por los 500 años de la primera misa en Chile, que fue leído por el magallánico, premio nacional de historia, y vasto conocedor e investigador de la Patagonia, don Mateo Martinic Beros.

En el mensaje, Francisco expresa al obispo Bernardo Bastres: “Te saludo cordialmente, así como a todos los demás hermanos obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos de todas las diócesis de Chile, cuando "hacen memoria" de Ia celebración de Ia primera Eucaristía en territorio chileno el próximo 11 de noviembre”. 

“Esta es una fecha histórica, no sólo para la diócesis de Punta Arenas sino para toda la Iglesia católica en Chile, pues hace 500 años, el 11 de noviembre de 1520, la Divina Providencia quiso que, en el Cerro Monte cruz, en el Estrecho de Magallanes, el sacerdote Pedro de Valderrama capellán de la expedición de Hernando de Magallanes, ofreciera por primera vez en esas tierras, el sacrificio de la santa misa”.

Campaña Donación AICA

“Es sobre todo de la Eucaristía, como nos recuerda el Concilio Vaticano II, de donde «mana hacia nosotros, como de una fuente, la gracia y con la máxima eficacia se obtiene la santificación de los hombres en Cristo y la glorificación de Dios». Por tal motivo, en este quinto centenario podemos decir con razón, como manifiesta el lema de la diócesis de Punta Arenas, que «Dios entró desde el Sur», pues esa primera misa celebrada con fe, en la sencillez de una expedición en un territorio entonces desconocido, dio inicio a la lglesia que sigue peregrinando en esa querida nación”, señala Francisco.

El Papa reconoce que si bien esta celebración no se podrá hacer con actos litúrgicos masivos debido a la pandemia, “no hay obstáculo que pueda acallar la gratitud que brota del corazón de todos ustedes, hijos e hijas de la Iglesia que peregrina en Chile, que con fe y amor renuevan su entrega al Señor, con la segura esperanza en que Él continuará acompañando su caminar en el devenir de la historia”. 

“Los animo -concluye el pontífice- a vivir la celebración del misterio eucarístico, que nos une a Jesús, con espíritu de adoración y acción de gracias al Señor, porque es para nosotros principio de vida nueva y de unidad, que nos impulsa a crecer en el servicio fraterno a los más pobres y desheredados de nuestra sociedad”, agregando que Nuestra Señora del Carmen “Modelo de la Iglesia y Auxilio de los cristianos, les enseñe a confiar en el Señor y a cumplir su voluntad, en el amor y en la justicia, para testimoniar al mundo Ia alegría del Evangelio”.+