Lunes 15 de agosto de 2022

Los obispos paraguayos se pronuncian sobre varios temas de la realidad nacional

  • 8 de noviembre, 2021
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
Al cierre de la Asamblea General Ordinaria, lo prelados paraguayos emitieron un comunicado con reflexiones sobre la realidad del país.
Doná a AICA.org

Al concluir su 231ª Asamblea General Ordinaria, que tuvo lugar de 1 a 5 de noviembre, los obispos paraguayos emitieron un comunicado y un mensaje por el Año del Laicado.

En su comunicado, la Conferencia Episcopal Paraguaya reflexionó “sobre diversos temas que nos invita a compartir las ideas desde nuestra perspectiva cristiana”. 

La primera cuestión es la elección de Ministro de la Corte Suprema de Justicia, mostrando su preocupación “en relación con toda acción que debilite la independencia judicial y propicie una posible manipulación política”, insistiendo en que “la justicia debe ser independiente para reencausar la honorabilidad y credibilidad de nuestras instituciones”.

En la misma línea muestran su “indignación e inquietud por el acelerado proceso para la elección del Defensor del Pueblo. Un cargo de esa naturaleza requiere reflexión, atención y una selección desinteresada”, denunciando la falta de “una sana reflexión y amplio debate sobre el perfil del más preparado para asumir este cargo”.

La realidad Nacional es abordada en varios puntos. El primero es la problemática de la tierra, llamando al clero a “crear conciencia y asistir a las víctimas de injusticia”, y apostando decididamente por la reforma agraria. Para ello insisten en un necesario debate. En segundo lugar, la inequidad social en la educación, tierra, salud, trabajo, indígenas y campesinos. Los obispos denuncian la falta de propuestas claras, los impuestos injustos y la falta de oportunidad para los pobres. Ante ello piden apostar en la familia.

Otro elemento que aparece en el comunicado es la inseguridad, fruto del narcotráfico, que “ha permeado las instituciones públicas” y se traduce en diversas formas de criminalidad.

Misión de la Iglesia
En esa tesitura, proponen como misión de la Iglesia, “priorizar la evangelización”, atender lo humano y “evangelizar el ámbito de la política y de los políticos”. También ven necesario gestos de unidad y cercanía a los pobres, proponiendo que 2022 sea el Año del Laicado.

Este Año del Laicado, quiere ayudar a “permanecer abiertos a lo que el Señor nos quiere decir y dedicar un tiempo nuevo de reflexión sobre el ser y la misión de los laicos”. 

Destacando el Kairós que representan la Asamblea Eclesial de América Latina y del Caribe y el inicio del Sínodo sobre la Sinodalidad, afirman ver estos hechos “como oportunidades que la Providencia nos indica para encontrarnos, escucharnos, discernir juntos y asumir juntos la Voz del Señor que siempre nos indica el Camino, la Verdad y la Vida”.

Destacando el proceso sinodal como algo esencial, los obispos paraguayos, en medio de los grandes desafíos, dicen buscar “la mano de Dios que bendice nuestro andar y pedimos que la Iglesia se llene de testigos, verdaderos mártires”. 

Año del Laicado
Por eso, invitan “a todos a inaugurar juntos el Año del Laicado y a poner nuestros pies en la senda que el Espíritu nos señala, y comprometernos a salir al encuentro del futuro con los frutos pastorales madurados de este tiempo”.

El punto de partida será el domingo 21 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, día del laico en el Paraguay, en que se celebrará la santa misa en la Basílica Santuario de Caacupé. Todo ello junto con la Virgen María, “que siempre va en busca de sus hijos y sale al encuentro de todos”.+