Jueves 23 de septiembre de 2021

Los obispos esperan que las nuevas autoridades cumplan sus promesas electorales

  • 5 de mayo, 2021
  • La Paz (Bolivia) (AICA)
Al inicio del mandato de las nuevas autoridades locales, el presidente del episcopado boliviano, Mons. Centellas, les pidió "responder a la confianza que la gente les dio".
Doná a AICA.org

"Se espera que puedan cumplir todas sus promesas hechas y sobre todo responder a las principales necesidades de la población en materia de salud, educación y vivienda”, expresó el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia, monseñor Ricardo Centellas, en su mensaje a las nuevas autoridades locales con motivo del inicio de su mandato el lunes 3 de mayo.

“Respondan a la confianza que la gente les ha dado", expresó el prelado en un videomensaje.

Monseñor Centellas declaró que sabe que "hay muchas cosas por hacer para consolidar la democracia". Al mismo tiempo recuerda lo fundamental, es decir, "que todos debemos comprometernos, pensando en el bien común. Seguramente hay muchas tareas pendientes, pero lo fundamental es que quien toma el puesto sea una persona totalmente independiente para hacer el bien de todos".

El arzobispo de Sucre recuerda lo que la Conferencia Episcopal de Bolivia había dicho a los candidatos a principios de marzo: "los ganadores de las elecciones tendrán que cumplir sus promesas electorales, ya que es una obligación moral, porque las esperanzas creadas en el pueblo no deben decepcionarse”.

Bolivia inicia así una nueva página en su historia democrática en un contexto muy variado, porque no hay mayoría política en los cargos gubernamentales. Las pasadas elecciones municipales y departamentales marcaron el cierre de un complejo calendario electoral tras la crisis de 2019, que derivó en la dimisión de Evo Morales de la presidencia. 

Además, la pandemia obligó a aplazar las elecciones en dos ocasiones.

Las nuevas autoridades, muchos de los grupos de oposición, enfrentarán el desafío de coordinar proyectos con el gobierno del presidente Luis Arce, del Movimiento por el Socialismo (MAS), partido que, habiendo recuperado el poder tras la salida de Morales, se centró en extender su poder al resto del país. 

Del MAS son ahora solo tres de las nueve gobernaciones en las que se divide el país y dos de las diez principales ciudades, sin embargo, el oficialismo amplió su presencia al ganar en el 70% de los municipios, trece más que en 2015, obteniendo 240 de los 336 auditores.+