Jueves 6 de mayo de 2021

Los obispos bolivianos llamaron una vez más a construir una Bolivia en justicia y paz

  • 19 de abril, 2021
  • Cochabamba (Bolivia) (AICA)
"Mensaje al Pueblo de Dios" emitido tras la CVIII Asamblea de Obispos de Bolivia, que se realizó del 12 al 16 de abril, en la Casa Cardenal Maurer.
Doná a AICA.org

“Somos bolivianos – Somos hermanos”, titulan los obispos de Bolivia su “Mensaje al Pueblo de Dios” emitido tras la CVIII Asamblea de Obispos de Bolivia, que se realizó del 12 al 16 de abril, en la Casa Cardenal Maurer de la arquidiócesis de Cochabamba.

Los prelados destacan en su mensaje que “en este tiempo, la causa sobresaliente de sufrimiento es la pandemia que pone en evidencia la fragilidad de la condición humana del mundo entero. El dolor por la enfermedad, por la pérdida de seres queridos, por la imposibilidad de despedirse, por el temor al contagio, va acompañado de una crisis general que ha evidenciado las carencias del sistema sanitario y que afecta todas las dimensiones y ámbitos de la persona y de la sociedad”.

“A este dolor, añade el texto, se suma la angustia por una creciente polarización política que provoca divisiones y la inestabilidad social, y erosiona nuestras energías en confrontaciones que paralizan la construcción de un proyecto común de País y esperanzador”. 

Los obispos lamentan que “intereses particulares, se sirven del pueblo, ignorando las necesidades reales de la población cada vez más desamparada ante la pandemia y golpeada por la falta de trabajo y la pobreza creciente”.

Al respecto subrayan que “los hechos del pasado reciente, que nos confrontaron y causaron tanto dolor y tantas víctimas, contribuyeron gravemente a esta situación de tensión. Es el momento de establecer la verdad de lo sucedido, como paso necesario para la reconciliación y restablecer un clima de justicia y paz”. 

“Es deber del Estado proporcionar una investigación objetiva e imparcial, y establecer las responsabilidades de todas las partes involucradas. Reafirmamos nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas de esos días aciagos y a sus familiares, ya expresada en su momento”, indican los obispos.

Y señalan que “establecer la verdad de lo sucedido involucra directamente a la Administración de la Justicia que está llamada a obrar con independencia, transparencia e integridad. La falta de una Justicia independiente socava las bases de la democracia y de la convivencia fraterna y pacífica” y reconocen “la urgencia de la reforma de la Justicia en el país”.

De ahí que los pastores bolivianos sientan “la responsabilidad de decir una palabra a la luz del Resucitado que nos pide ser testigos de la vida nueva, de la esperanza y de la reconciliación que nos lleven a la fraternidad y a vivir una cultura del encuentro. ¡Somos bolivianos, somos hermanos!”, escriben en su mensaje.

“Nuestra diversidad cultural no puede ser motivo de confrontación, sino una fortaleza y plataforma para caminar hacia la unidad y encontrar soluciones consensuadas a los problemas comunes”, se lee en el texto.

Los obispos exhortan a enfrentar la pandemia -que puso de manifiesto la desigualdad y la parcialización en la distribución de los recursos- “con espíritu de justicia y de solidaridad y con instrumentos concretos como el Pacto Fiscal, reclamado por tantos sectores y regiones del país, pacto que sostenga una verdadera descentralización económica, expresión auténtica de democracia y oportunidad de vida digna para todos”.+