Viernes 1 de julio de 2022

Divisiones e ideologías impiden mirar al futuro, advierten los obispos bolivianos

  • 27 de abril, 2022
  • Cochabamba (Bolivia) (AICA)
Del 26 al 29 de abril los obispos de Bolivia realizan su Asamblea Plenaria para reflexionar sobre los temas pastorales y la actualidad del país que afecta al pueblo boliviano.
Doná a AICA.org

Los 34 obispos de Bolivia se encuentran en la casa de espiritualidad “Cardenal Clemente Maurer” de Cochabamba reunidos en Asamblea Plenaria. Los prelados reflexionarán y analizarán temas relacionados con la pastoral política, institucional, económica, social y eclesial del pueblo. Otro tema de gran importancia para la Iglesia boliviana es el Sínodo de los Obispos.

“En esta asamblea, hermanos obispos, reflexionaremos juntos sobre nuestra misión al servicio de la Iglesia en Bolivia”, dijo en la apertura de la Asamblea monseñor Aurelio Pesoa Ribera, obispo del vicariato apostólico de Beni, y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB). 

Monseñor Pesoa destacó el deseo de paz que sienten los ciudadanos: “Bolivia quiere la paz y la reconciliación entre todos. Los bolivianos tenemos vocación y anhelo de paz. Somos un pueblo que busca la paz”. Y continuó: “Nuestro país, Bolivia, también se debate entre la polarización y el enfrentamiento que crean las ideologías, la búsqueda del poder nos divide, nos impide mirar hacia el futuro, nos mantiene aferrados al pasado, e impide que el deseo de reconciliación nacional se haga realidad”. 

A los bolivianos –dijo el presidente de la CEB- “les interesa el progreso económico, que cada vez está más amenazado, les interesa tener un sistema educativo de verdadera calidad, para salir al mundo en igualdad de condiciones con los demás. Nuestros conciudadanos tratan de ser asistidos en sus necesidades de salud cuando ellos o sus familiares están enfermos. El pueblo boliviano está interesado en tener un diálogo real y un encuentro fraterno para poder buscar caminos juntos y lograr un progreso real para todos”. 

“Nos interesa la libertad de pensar y opinar sin impedimentos, y sin estigmatización, cuando pensamos diferente”, aseguró el prelado y reiteró el pedido de la Iglesia por un sistema judicial “independiente del poder político, es decir, al servicio del pueblo, sin corrupción, sin dignidad y sin servilismo”. 

“En este tiempo de Pascua, Jesucristo resucitado hace resonar, una vez más, su voz en medio de todos nosotros: “la paz esté con ustedes”. Desarmémonos de las ideas que nos enfrentan y no nos ayudan a caminar como hermanos, en fraternidad y justicia”, destacó.

Por último el presidente de la CEB destacó la misión de la Iglesia en Bolivia “caminando juntos como comunidades cristianas que disciernen juntas, buscando la renovación pastoral que nos exige el paso de estructuras pastorales de mantenimiento a otras aptas para la misión”.

Y animó a caminar “hacia un nuevo estilo pastoral lleno de acogida, compasión y pasión por llevar el Evangelio a los que ya no lo conocen, o lo conocen muy poco, o se han alejado del camino del Señor”.

“Acometamos –concluyó- los desafíos de esta renovación eclesial sin que nada nos paralice, confiando en el poder renovador del Espíritu de Cristo resucitado, que se nos da con abundancia, especialmente en este tiempo pascual. Que María, Madre de Dios y Madre nuestra, acompañe nuestro servicio evangelizador y de Pastores del Pueblo de Dios”.+