Lunes 14 de junio de 2021

Fiesta Patria: "El conflicto no es cultura boliviana"

  • 10 de agosto, 2020
  • Sucre (Bolivia) (AICA)
En ocasión del 195 aniversario de la independencia del país, los obispos destacaron la necesidad del diálogo y la solidaridad para enfrentar la pandemia.
Doná a AICA.org

El presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor Ricardo Centellas, presidió la Eucaristía de acción de gracias en los 195 años de vida independiente de Bolivia, en la Capilla Virgen de Guadalupe en la arquidiócesis de Sucre.

El arzobispo destacó durante la misa -celebrada el pasado 6 de agosto- la necesidad de un diálogo fraterno, abierto y sincero entre los bolivianos, a fin de lograr el desarrollo integral del país.

En la homilía pidió a todos generosidad y unidad, para enfrentar la pandemia: “el sistema de salud se está derrumbando, ya se había derrumbado antes, por eso la generosidad de las personas y las instituciones debe seguir presente como lo vemos en muchos lugares que nos permitan vislumbrar que las cosas avanzan y podemos seguir enfrentando la pandemia”. 

“Con estas señales somos plenamente conscientes de que el único camino es la unidad y la solidaridad, si no entendemos esto, es imposible enfrentar la pandemia”, enfatizó.

Monseñor Centellas habló de las contradicciones que debe enfrentar el país en medio de la emergencia sanitaria: “Lo que estamos viviendo en Bolivia es inadmisible, tenemos tremendas contradicciones, pero lo que vemos a nivel nacional llama la atención, cómo se puede gobernar y hacer cálculos políticos, cómo es posible bloquear caminos y pedir democracia, cómo se puede proclamar la vida y cerrar el año escolar, cómo se puede enfrentar la crisis económica, cuando la burocracia institucional continúa, cómo es posible que todos seamos bolivianos, pero no todos tenemos la misma dignidad, ¿no tenemos todos la misma oportunidad de vivir con dignidad?”, preguntó.

“Debemos avanzar para crear espacios de diálogo, espacios de encuentro fraterno, un diálogo abierto, sincero, franco con la verdad de los hechos, y buscar soluciones, buscar alternativas para seguir avanzando, porque estamos estancados, esta actitud destructiva no nos puede ganar, esta actitud conflictiva no es la cultura boliviana”. 

“Nos caracterizamos, concluyó el presidente de la CEB, por lo contrario, la hospitalidad, la cercanía, la hermandad, por eso oramos y que Dios nos libere de todos estos males y avancemos, buscando el desarrollo integral de toda la Bolivia, y de todos los bolivianos”. +