Sábado 31 de octubre de 2020

En la fiesta del Sagrado Corazón vuelven las celebraciones litúrgicas con participación de los fieles

  • 15 de junio, 2020
  • Montevideo (Uruguay) (AICA)
A partir del viernes 19 de junio, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, en el Uruguay se retomarán las celebraciones litúrgicas con participación de los fieles.

A partir del viernes 19 de junio, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, en el Uruguay se retomarán las celebraciones litúrgicas con participación de los fieles que se efectuarán de acuerdo con un protocolo, elaborado entre la Conferencia Episcopal y la Presidencia de la República, que presenta criterios para las 9 diócesis del país tendientes a garantizar el cuidado de los fieles y los sacerdotes.
 
Se mantiene vigente la suspensión del precepto dominical especialmente para los fieles mayores de 65 años o con problemas de salud que aconsejen precauciones especiales.
 
Se prevén tres fases en la vuelta a la participación física de los fieles en las celebraciones. La primera fase, con una importante limitación en el número de fieles que podrán asistir en cada celebración, se prolongará hasta nuevo aviso.
 
“Una vez más nos dirigimos a ustedes en este tiempo de pandemia, con todas sus consecuencias familiares, económicas, sociales y eclesiales. Agradecemos al Señor y a nuestro pueblo la enorme solidaridad que se ha suscitado en este tiempo”, dicen los obispos del Uruguay en un comunicado informando sobre el Protocolo firmado con el Ministerio de Salud Pública el 11 de junio y dado a conocer el 12.
 
“Este tiempo que hemos vivido a causa de la pandemia sin la participación de fieles en las celebraciones eucarísticas y con la suspensión de toda otra actividad que supone la asistencia de fieles ha sido un dolor y un desafío –subrayan los obispos-. De un modo especial fue muy difícil vivir la Semana Santa y particularmente la Pascua con estas restricciones.
 
"La respuesta masiva de los fieles a participar de las celebraciones por los diversos medios de comunicación fue muy satisfactoria y llena de consuelo –continúan-. Creemos que, con toda la prudencia del caso y tomando las medidas necesarias para evitar en lo posible los contagios, debemos poco a poco ir retomando la vida eclesial y litúrgica de la Iglesia con participación física de los fieles”.
 
Luego se indican algunos criterios generales para la celebración en parroquias e iglesias públicas (entre ellos el uso de mascarillas y la distancia de seguridad). En esta etapa definida como “fase 1” en la puerta de cada iglesia será indicado el número límite de participantes. Los fieles que participen de la celebración deberán mantener la distancia sugerida entre unos y otros (dos metros). En las iglesias en que sea necesario, se deberá organizar el servicio de portería, para contar el número de fieles que entran y dar las oportunas indicaciones. Además, se indican una serie de normas higiénicas que deben respetarse durante las celebraciones y las disposiciones para la administración de la Comunión.+