Sábado 20 de julio de 2024

El Vaticano recuerda que un adulto transexual puede ser bautizado

  • 9 de noviembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
No obstante, alerta acerca de que "la prudencia pastoral exige que no se permita, si existe riesgo de escándalo, o desorientación para la comunidad".
Doná a AICA.org

Las personas transgénero, incluso si han sido sometidas a un tratamiento hormonal o a una cirugía de cambio de sexo, pueden recibir el bautismo "si no se dan situaciones en las que exista riesgo de generar un escándalo público o desorientación entre los fieles". Y, por otro lado, los hijos de parejas homosexuales deben ser bautizados, incluso si nacieron a través de un vientre subrogado, siempre que exista una esperanza fundada de que serán criados en la fe católica. Así lo afirma el Dicasterio para la Doctrina de la Fe, en una respuesta firmada por el prefecto cardenal Víctor Manuel Fernández y aprobada por el Papa Francisco el 31 de octubre.

En el documento, que recoge las respuestas a seis cuestiones presentadas por el obispo brasileño Giuseppe Negri, se "reiteran esencialmente los contenidos fundamentales de lo que ya ha dicho sobre el tema este Dicasterio en el pasado”

El prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, recuerda en el documento que "la Iglesia no es una aduana: es la casa paterna donde hay lugar para cada persona con su vida trabajada". 

El texto recoge que “un transexual -aunque también se haya sometido a tratamiento hormonal y cirugía de reasignación de sexo- puede recibir el bautismo, en las mismas condiciones que toda otra persona". 

En el caso de niños o adolescentes con problemas de naturaleza transexual, si están bien preparados y dispuestos, también pueden recibir el Bautismo”. De hecho, "en el caso del Bautismo, la Iglesia enseña que cuando se recibe el sacramento sin arrepentimiento por los pecados graves, el sujeto no recibe la gracia santificante, aunque recibe el carácter sacramental". 

El Catecismo afirma: «Esta configuración con Cristo y para la Iglesia, creada por el Espíritu, es indeleble; permanece para siempre en el cristiano como disposición positiva a la gracia, como promesa y garantía de la protección divina y como vocación al culto divino y al servicio de la Iglesia".

¿Pueden ser los padrinos de bautismo homosexuales?
Por otro lado, se explica allí que, para que un niño sea bautizado "debe haber una esperanza fundada de que será educado en la religión católica", por lo que el padrino o madrina —que pueden ser homosexuales— tiene que llevar una vida conforme a la fe y al papel que asume. Por ello, "la debida prudencia pastoral exige que cada situación se afronte con prudencia y atentamente, para salvaguardar el sacramento del bautismo y, sobre todo, su recepción".

Además, se recuerda "el valor real que la comunidad eclesial da a las tareas de padrino y madrina, el papel que tienen en la comunidad y la consideración mostrada por ellos hacia la enseñanza de la Iglesia". 

También se pide "tener en cuenta la posibilidad de que haya otra persona en el círculo familiar que lo haga, garante de la correcta transmisión de la fe católica a la persona que es bautizada, sabiendo que es posible sin embargo asistir al bautizado durante el rito, no sólo como padrino o madrina sino, también, como testigos del acto bautismal".+