Sábado 27 de noviembre de 2021

El Card. Poli llama a seguir considerando a la Policía Federal Argentina como una familia

  • 26 de octubre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires presidió la misa por los 200 años de la institución y los 75 años desde que esa fuerza de seguridad fue puesta bajo la protección de la Virgen de Luján.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, presidió hoy en la catedral metropolitana la misa  por los 200 años de la creación de la Policía Federal Argentina (PFA) y los 75 años desde que esa fuerza de seguridad fue puesta bajo la protección de la Virgen de Luján.

La celebración eucarística fue concelebrada por el capellán general de la PFA, presbítero Diego de Campos, quien celebraba sus 25 años de ordenación sacerdotal; el capellán principal, presbítero Carlos Javier Bouzón; el capellán, monseñor Antonio Aloisio y los capellanes José Luis Sardella, Ricardo Canevari, Diego Fernando Ibarvia, Juan Francisco Garheis, Marcelo Rafael Herdegen, Carlos Fernández Fandiño, Adrián Marcelo Leonelli, y el capellán Hernán Díaz, en representación del Clero Policial de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Asistieron al templo porteño el jefe de la PFA, comisario general Juan Carlos Hernández; el subjefe de la PFA, comisario general Osvaldo Rubén Mato, y demás representantes de la plana mayor de la institución.

En la homilía, el cardenal Poli recordó que la invitación “vengan a Mí” que hace Jesús también incluye a “quienes, como ustedes, cuidan de los semejantes, muchas veces con el costo de la propia vida”.

“Jesús tiene una palabra de aliento y alivio, y que siempre nos escucha”, aseguró.

El purpurado porteño afirmó que para “celebrar bien” estos 200 años de la Policía Federal hay que dar cabida a eso que dicen los capellanes de que la institución es “una familia”, porque en ella se inspiran los grandes valores.

Tras señalar que en su documento Amoris laetitia el papa Francisco invita a apostar por la familia, aunque subraya que “no existe la familia ideal, sino la que la vida nos ha puesto como responsables”.

“En la familia se vive el amor, la paz, la solidaridad; se aprende a ser pacíficos y a pacificar, los hábitos y virtudes que ennoblecen a las personas”, señaló.

“La familia, nuestra familia, es la primera escuela de los valores humanos, espirituales y éticos, y donde se aprende el verdadero sentido de la libertad”.

El cardenal Poli apeló a una frase bien en “porteño” para graficar el valor que tiene la familia para toda persona o institución: “Lo que se mama en casa dura la vida eterna”.

“Cuando una institución dura tanto tiempo, hay que preguntarse quién sembró esto”, planteó e hizo hincapié en esas personas anónimas que crearon la institución para que “dure, para que sirva”. También invitó a imitar a “quienes pensaron en nosotros y sembraron las raíces de este árbol para que florezca siempre”.+