Lunes 16 de mayo de 2022

Dos argentinos en la Asamblea Nacional de la Acción Católica de España

  • 24 de agosto, 2017
  • Santiago de Compostela (España)
Monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo, instó a construir parroquias en actitud de salida y Emilio Inzaurraga, coordinador del Secretariado del Foro Internacional de la Acción Católica (FIAC), destacó el papel misionero y evangelizador de los laicos, durante su participación de la reciente Asamblea Nacional de la Acción Católica General de España. Se realizó del 3 al 6 de agosto en Santiago de Compostela y llevó por lema "Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo".
Doná a AICA.org
Monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (Cepas), y Emilio Inzaurraga, coordinador del Secretariado del Foro Internacional de la Acción Católica (FIAC) y presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), participaron del 3 al 6 de agosto en Santiago de Compostela de la III Asamblea Nacional de la Acción Católica General de España.

La asamblea llevó por lema "Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo" y reunió a más de un millar de delegados de 50 diócesis, laicos, cardenales, obispos y sacerdotes.

En ese marco, los representantes argentinos obsequiaron en nombre de la Acción Católica Argentina (A.C.A.) una imagen de Nuestra Señora de Luján, a quienes los asambleístas encomendaron los trabajos

Durante las jornadas, los laicos españoles compartieron espacios de reflexión, oración, debate y celebración, buscando dar respuestas conjuntas a los desafíos evangelizadores que plantea el contexto social.

A través de ponencias, mesas redondas, talleres, paneles, experiencias, visitas y propuestas abordaron cuatro retos: Construir parroquias en actitud de salida; laicos para parroquias en salida; vocacionados a santificar el mundo y caminando juntos.

Monseñor Lozano disertó sobre "Construir parroquias en actitud de salida", en cuyo marco profundizó las motivaciones que se deben llevar a la práctica para la renovación pastoral.

El prelado argentino advirtió que antes de "señalar los defectos o necesidades de cambio de la parroquia, debemos comenzar por tener un corazón agradecido a Dios por hacernos familia suya en cada comunidad. Son un regalo de Dios para su pueblo", y compartió su experiencia como Aspirante y Joven de la Acción Católica.

En ese sentido, expresó que "es necesario reconocer que entre nosotros hay mentalidades caducas, que se acercan más al museo que al mar, o que prefieren dejar la barca en el puerto para salir a pasear de vez en cuando, en lugar de lanzarse a la pesca cotidiana".

Asimismo, animó a los participantes a vivir una Iglesia "en salida" dando pistas concretas para salir ¿Desde dónde?, ¿Quiénes?, ¿Hacia dónde?, ¿Para qué? y ¿Cómo?

"Por eso es iluminadora la frase que han elegido como lema: salir, caminar y sembrar siempre de nuevo" sostuvo, y agregó: "Nos muestra un dinamismo permanente. Puede haber etapas, momentos más intensos. Pero la misión nunca concluye".

"La Asamblea nacional es un espacio privilegiado para renovar el fervor, compartir inquietudes, levantar la mirada. El Papa les ha hablado con palabras de aliento marcando rumbos y consignas concretas: ?Quiero una Acción Católica en el pueblo, la parroquia, en la diócesis, en el país, barrio, en la familia, en el estudio y el trabajo, en lo rural, en los ámbitos propios de la vida. En estos nuevos areópagos es donde se toman decisiones y se construye la cultura?", recordó.

Monseñor Lozano finalizó su intervención con una invitación concreta y desafiante: "Renovemos la fidelidad a nuestro tiempo eclesial y sociocultural. Dios ama profundamente a la humanidad de hoy y nos envía como a sus hijos amados. No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Seamos felices por estar hoy aquí?. Queridos miembros de la Acción Católica: "¡Vayan y alcancen todas las periferias! Vayan, y allí sean Iglesia, con la fuerza del Espíritu Santo".

Vigencia evangelizadora
Monseñor Lozano, Inzaurraga y Tote Barrera, coordinador de Cenas Alpha España, compartieron un espacio en el que respondieron consultas de los asambleístas referidas a la experiencia en las parroquias, los consejos parroquiales como espacios de discernimiento, el primer anuncio, la conversión pastoral, el clericalismo, la Acción Católica en clave misionera, la formación de discípulos misioneros.

Inzaurraga destacó ciertos criterios de discernimiento y reconocimiento de la vigencia evangelizadora de nuestras estructuras: "Si tienen una firme decisión misionera. Si favorecen la transmisión de la fe. Si promueven la comunión y la participación. Si ayudan a la corresponsabilidad y la participación efectiva de todos".

"La fidelidad es a Jesús, a la misión, no a la estructura, y esto debe reflejarse en cómo desarrollamos la tarea en cada una de nuestras comunidades", afirmó, y animó a los miembros de la Acción Católica a ser protagonistas.

Informes: www.accioncatolica.org.ar.+