Lunes 25 de octubre de 2021

Docente de la UCA en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020

  • 25 de agosto, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Se trata de Gabriel Copola, profesor de la materia de Educación Física. Parapléjico desde los 11 años tras sufrir un accidente con su bicicleta, competirá en tenis de mesa adaptado.
Doná a AICA.org

Gabriel Copola, profesor de la materia de Educación Física del tercer año del Profesorado de Educación Inicial y del Profesorado de Educación Primaria de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Argentina (UCA) y atleta, representará a la Argentina en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

En 2019, Copola se alzó con la medalla de oro en tenis de mesa clase 3 en los Juegos Parapanamericanos que se celebraron en agosto en Lima, Perú.

“Siempre que se juegan este tipo de torneos, donde no solo jugás por tu ranking, sino que además representas a tu país, es algo hermoso como deportista”, confía a UCActualidad en la previa a emprender viaje hacia Japón.

“Se disfruta todo, la comunión con los tuyos, el momento de competencia y el calor que nos hacen sentir a la distancia un montón de personas que nos aguantan el corazón. Así que la intención es darlo todo, vaciarse por completo y disfrutar de los Juegos, que no son algo de todos los días y son para muy poquitos afortunados”, agrega. 

Gabriel quedó parapléjico en 1996, cuando a los 11 años sufrió un accidente con su bicicleta. Estaba en Ituzaingó jugando en un terraplén que se había armado a la vera de la autopista que une esa ciudad con Capital Federal y al descender, calculó mal. Salió despedido, cayó de espaldas y se fracturó la columna vertebral, lo que a su vez le lesionó la médula espinal. No pudo volver a caminar. 

“Para muchas personas, un accidente como este puede ser un punto final”, decía en diálogo con UCActualidad hace dos años, luego de consagrarse en los Juegos Parapanamericanos de Lima. Según recordó en aquella entrevista, todavía estaba internado cuando se anotó en un torneo que organizaba el mismo hospital. Rotó por varias disciplinas, pero cuando le tocó el momento de incursionar en el tenis de mesa, algo pasó. No solo ganó, sintió algo nuevo en él. Para él, fue un nuevo inicio: “Fue un momento duro, pero también un punto para empezar a construir desde otro lugar”. 

Antes de Lima, ganó dos medallas de oro en los Parapanamericanos de Guadalajara 2011 y fue bronce y plata en Toronto 2015, año en que llegó a ser número cinco del mundo en tenis de mesa adaptado. También asistió a los Paralímpicos de Londres 2012, el Mundial Latinoamericano de Costa Rica 2013, China 2014 y Río de Janeiro 2016, así como los Parapanamericanos de Costa Rica 2017 y el Mundial de Eslovenia 2018. 

Sin embargo, para Gabriel la competición es solo un aspecto de su vida. La enseñanza también es su vocación.  “Ya desde tercer grado quería ser profesor de educación física, mi vida siempre fue por el lado del deporte. La educación física para mí fue un puente. Hoy no tengo ninguna diferencia con mis compañeros, solo que ellos caminan y yo voy en silla de ruedas”, comparte.  

En las clases que dicta en la UCA, propone al alumnado pensar juegos que sean inclusivos: “El entorno es el que cumple la función de facilitador u obstaculizador. Se ponen en juego distintas cuestiones a nivel social que hacen que una persona esté excluida o incluida. Hay que sensibilizar a la comunidad, no solo porque todos somos posibles personas con discapacidad, sino porque hay que aprender a convivir con la diferencia y respetarla”.

Más información www.uca.edu.ar.+