Domingo 2 de octubre de 2022

Dictan el Diplomado "¿Cómo liderar comunidades en épocas de cambio?"

  • 17 de agosto, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Organizado por Cebitepal, el Instituto de Formación Política y Social (IFPS) y la Universidad Católica de Cuyo, el 22 de agosto comienza el Diplomado "¿Cómo liderar comunidades en épocas de cambio?".
Doná a AICA.org

Organizado por el Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe (Cebitepal), el Instituto de Formación Política y Social (IFPS) y la Universidad Católica de Cuyo, el 22 de agosto se inicia un diplomado que enfoca en un tema clave para la construcción de ciudadanías democráticas inmersas en los complejos entramados políticos de Latinoamérica: ¿Cómo liderar comunidades en épocas de cambio?

En una entrevista con ADN Celam, la licenciada Claudia Carbajal, docente del Diplo, directora del IFPS, presidenta del Consejo Nacional de Acción Católica Argentina, Coordinadora Académica de la Escuela de Líderes Sociales de la Universidad Católica de Cuyo (Argentina) y Consultora del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, brindó detalles sobre esta propuesta. La reproducimos a continuación:

¿Por qué son importantes los líderes en épocas de cambios?
En épocas de cambio o más bien en cambio de época, los y las líderes aportan la mirada de la meta, se centran en lo esencial y motivan la capacidad de alcanzarla aun en la incertidumbre y la turbulencia. Son personas normales que asumen “lo común” como disparador de su servicio y actúan proféticamente para contagiar a otros la actitud necesaria para lograr el propósito. A veces van adelante, otras en medio y muchas veces detrás, pero siempre en medio de la comunidad a la que sirven con vocación.

Francisco es un claro ejemplo de liderazgo en esta etapa de cambio epocal: sus palabras, sus gestos, sus decisiones, interpelan y animan.

¿Qué cualidades-virtudes naturales debería tener un buen líder?
El liderazgo es la capacidad de potenciar las virtudes humanas y las cualidades desde la actitud personal del servicio al bien común del entorno, grupo, comunidad que lidera.

  • Algunas como para pincelar podrían ser:
  • Movilizar personas hacia objetivos comunes
  • Claridad hacia la meta
  • Capacitar para participar y contribuir a lo común
  • Voz autorizada frente a los desafíos
  • Actitud de escucha y acompañamiento
  • Suscitar la corresponsabilidad. Hacer crecer a todos
  • Comunicar

Para que surjan líderes, ¿es necesario atravesar crisis o los tiempos de bonanza también los engendran?
El factor liderazgo está siempre presente en la comunidad, es parte de ella. Donde hay comunidad hay liderazgo, aunque no siempre coincida con la autoridad formal dentro de ella. No es el “tiempo” el que engendra al líder sino la comunidad a la que sirve.

Por eso el liderazgo emerge en tiempos de bonanzas o de crisis. Sólo que, en estos últimos, se tornan “pilotos” imprescindibles, prototípicos, inspiradores.

En tiempos de bonanza “la barquita comunitaria” marcha en agua calma entonces, la animación de procesos y alcances de metas es más sencillo, pero cuando la tempestad arrecia, es la misma barca la que exige a los líderes ejercer su misión con autoridad y coherencia.

¿Cómo acompañan desde el Diplo la formación de liderazgos positivos?
La Diplomatura es un espacio maravilloso para caminar juntos y hacer experiencia compartiendo conocimientos, vivencias, miradas. El equipo docente está formado por un grupo de líderes comprometidos que proponen desde lo que viven cada día en sus propios territorios. Por eso no es un aula solamente académica, es un “gimnasio” que nos permite confrontar ideas, reflexionarlas, tamizarlas por contenidos que nos ayuden al discernimiento, para nutrir nuestras propias vivencias en un marco áulico, comunitario, de discípulos misioneros.  Algo así, como si fuera un cenáculo después de Pentecostés, claro está, también espacio donde detenerse un tiempo para rezar la realidad, mirarla juntos desde distintos disparadores programáticos para volver a ella enriquecidos con el pensamiento que nos aportan las Ciencias Sociales y la Doctrina Social de la Iglesia que se suma a la sabiduría de cada hermano y hermana.

La Diplomatura es una experiencia que permite nutrir la proyección social de nuestra fe en las vivencias iluminadas y compartidas.

¿Qué nos dice el pensamiento social de la Iglesia sobre liderazgos?
Si tuviera que hacer un resumen rápido diría que nos señala que liderar es el servicio asumido en pos del bien común, que todos tenemos un liderazgo que podemos y debemos despertar para construir el Reino en la historia. Rey de justicia, de amor y de paz. Reino de la misericordia y el consuelo, Reino del “nosotros” por encima de cualquier “yo” y -por eso- fraterno. Reino de la cultura del cuidado y del encuentro, gestado en el aquí y ahora. Nos ofrece un modelo incuestionable: Jesús y una pedagogía del liderazgo que se traduce en encarnación, maduración, comunidad, cercanía, profecía, atención privilegiada a los más vulnerables, comunicación, entrega generosa de la vida. Nos da una hoja de ruta sobre la dignidad de las personas, la vida, el cuidado del medio ambiente, la familia, la vida cívica.

¿Líderes solitarios o líderes con equipo?
No hay líderes solitarios, en todo caso serán francotiradores. Los líderes siempre tejen equipos, tienden puentes, facilitan la vida en comunión, arman equipos.

El Diplomado se desarrollará del 22 de agosto al 16 de septiembre, con clases los lunes, miércoles, jueves y viernes de 16.30 a 18 hora de Colombia (18.30 a 20 Argentina).

Más información: cebitepalencontacto@celam.org o por WhatsApp al +57 3226800541. Facebook: @formacioncelam. Instagram: @cebitepalok y en el siguiente enlace: https://celam.org/como-liderar-comunidades-en-epocas-de-cambio/.+