Lunes 17 de junio de 2024

Cumbre climática en el Vaticano reúne a expertos y líderes mundiales

  • 17 de mayo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Científicos, líderes regionales y locales, y expertos de universidades de todo el mundo se reúnen en el Vaticano, en una Cumbre titulada "De la crisis climática a la resiliencia climática".
Doná a AICA.org

Expertos y líderes de todo el mundo se reúnen en el Vaticano para una cumbre que analiza la crisis climática que afecta al planeta, con especial atención en cómo gestionarla y afrontarla de forma eficaz. La Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano y la Academia Pontificia de Ciencias Sociales organizan esta Cumbre de tres días, titulada: "De la crisis climática a la resiliencia climática".

El encuentro del 15 al 17 de mayo reunirá a expertos en el campo del cambio climático, junto con alcaldes de ciudades y líderes de gobiernos regionales, que están lidiando con sus efectos, provenientes de América, Asia y África. También participan investigadores de universidades de todo el mundo. Todos contribuyen al tema en cuestión con sus propias presentaciones en las sesiones del encuentro, que tienen lugar en el interior de la Ciudad del Vaticano.

Promoción de la resiliencia climática
Los participantes de la Cumbre reconocen la gravedad de la crisis climática que enfrenta el mundo y cómo se profundizará en las próximas décadas, a medida que el crecimiento del calentamiento global supere el umbral de peligro de 1,5° Celsius para principios de la década de 2030. Si bien se espera que el aumento alcance su punto máximo en la segunda mitad del siglo, en respuesta a los esfuerzos globales para reducir el uso de contaminantes que atrapan el calor, se deben abordar urgentemente otras áreas para lograr la "resiliencia climática". Este concepto analiza cómo la humanidad puede gestionar, adaptarse y sobrevivir a los efectos extremos del cambio climático, para lograr un mundo más seguro, saludable, equitativo y sostenible.

Actuar, adaptarse, gestionar
La Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, la única academia supranacional de su tipo en el mundo, tiene como misión "honrar la ciencia pura dondequiera que se encuentre, garantizar su libertad y fomentar la investigación para el progreso de la ciencia".

En 2022, inició una nueva iniciativa sobre resiliencia climática, que reúne a investigadores, formuladores de políticas y líderes religiosos, para comprender mejor los desafíos científicos y sociales del cambio climático y recomendar soluciones para personas y ecosistemas resilientes.

El concepto de resiliencia climática está en el centro de las discusiones de la cumbre de tres días, que apuntan a implementar una estrategia de tres puntos: esfuerzos de mitigación, para disminuir los riesgos climáticos; estrategias de adaptación, para hacer frente a riesgos inevitables; y transformación social, que fomente medidas continuas de mitigación y adaptación.

Trabajando en solidaridad
Los participantes de la Cumbre se centrarán en desafíos ambientales relacionados, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desigualdad global, mientras discuten y proponen soluciones y enfoques para gestionar y mitigar los efectos de estas realidades. Los organizadores de la Cumbre saben que esto requiere un enfoque multidisciplinario y asociaciones que involucren a investigadores, ingenieros, empresarios, expertos científicos, líderes comunitarios y religiosos, ONG y el público en general. 

Adopción de un protocolo de resiliencia climática planetaria
Estos esfuerzos culminarán al concluir la Cumbre, con un protocolo de Resiliencia Climática Planetaria firmado por todos los participantes. Al igual que el Protocolo de Montreal, el documento proporcionará directrices y acciones para la resiliencia climática. Luego, el protocolo se presentará a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para ser compartido con naciones de todo el mundo.

Respetar la dignidad de la vida humana
En su exhortación apostólica Laudate Deum, el Papa Francisco subrayó los peligros que enfrenta el mundo debido al impacto del cambio climático, que afecta especialmente a las personas más vulnerables, así como la urgente necesidad de trabajar juntos para abordar la crisis.

“Ésta es una cuestión social global, y está íntimamente relacionada con la dignidad de la vida humana. Los obispos de los Estados Unidos han expresado muy bien este significado social de nuestra preocupación por el cambio climático, que va más allá de un enfoque meramente ecológico, porque 'nuestro cuidado mutuo y nuestro cuidado de la tierra están íntimamente unidos'”.+