Miércoles 5 de octubre de 2022

Cristianos y budistas promueven la cultura del cuidado y la solidaridad

  • 26 de mayo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso con motivo de Vesakh.
Doná a AICA.org

“Que la dramática situación de la pandemia Covid-19 fortalezca nuestros lazos de amistad y nos una aún más al servicio de la familia humana”, se lee en el mensaje -difundido hoy- que el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso envió a los budistas con motivo de Vesakh.

La fiesta más importante para los budistas se desarrolla en torno a esta idea: conmemora el nacimiento, la iluminación -Vesakh es una “fiesta de las luces”- y la muerte de Buda, todo en el mismo mes. La fiesta de Vesakh / Hanamatsuri 2021, se celebra en diferentes fechas en los diversos países de la cultura budista, de acuerdo con diferentes tradiciones. Este año, el festival se celebrará en la mayoría de los países de tradición budista el 26 de mayo.

El mensaje firmado por el cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, MCCJ y monseñor Kodithuwakku K. Indunil J., presidente y secretario del Pontificio Consejo, subraya que “la trágica situación mundial, marcada por la pandemia de Covid-19 insta a los seguidores de todas las religiones a colaborar de nuevas formas al servicio de la humanidad común”. 

Y añade: “En la encíclica Fratelli tutti, firmada en Asís el 3 de octubre de 2020, el Papa Francisco reiteró la urgencia de una solidaridad universal que permita a la humanidad superar juntas las difíciles crisis de las que se ve amenazada, porque 'nadie puede salvarse solo’”.

El mensaje afirma más adelante que hay muchos valores que compartimos y esperanzas de colaboración, “especialmente en tiempos difíciles como estos. El sufrimiento generado por la pandemia de Covid-19 nos hicieron conscientes de la vulnerabilidad e interdependencia que compartimos. Estamos llamados a descubrir y practicar la solidaridad contenida en nuestras respectivas tradiciones religiosas “.

“La enseñanza budista sobre Brahmavihara (las cuatro mansiones o virtudes celestiales) nos ofrece un mensaje siempre válido de solidaridad y cuidado activo. Hablando de mett (bondad amorosa), exhorta a sus seguidores a cultivar un amor ilimitado hacia todos. 

“Así como una madre protege a su hijo incluso a costa de su vida, que él cultive una bondad amorosa inconmensurable hacia todos los seres vivientes” (Mett Sutta). Siguiendo las enseñanzas del Buda, se alienta igualmente a los médicos a “darse prisa en hacer buenas obras, absteniéndose del mal, porque los que son lentos en hacer el bien tienden a deleitarse en hacer el mal” (Dhammapada, 116).

“La dramática situación de la pandemia Covid-19 -concluye el mensaje- fortalece nuestros lazos de amistad y nos une aún más al servicio de la familia humana, adoptando” la cultura del diálogo como vía, la colaboración común como conducta, el conocimiento mutuo como método y criterio”.+