Miércoles 23 de junio de 2021

Construirán un oratorio dedicado a fray Mamerto Esquiú

  • 3 de noviembre, 2020
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El futuro beato fray Mamerto Esquiú tendrá un nuevo oratorio en la iglesia Franciscana de Catamarca, donde actualmente se veneran sus reliquias.
Doná a AICA.org

La Provincia Franciscana de la Asunción, lugar vocacional de origen y pertenencia de Fray Mamerto Esquiú, anunció que está en marcha el proyecto de construcción de un nuevo altar en honor al próximo beato. 

El oratorio será construido en el espacio donde actualmente se veneran sus reliquias por los fieles que se acercan con fe y devoción a pedir su intercesión, en la iglesia Franciscana, ubicada en calle Esquiú 550 de San Fernando del Valle de Catamarca.  

Así quedó expresado en la circular publicada el 12 de octubre de 2020 en la que la Provincia Franciscana de la Asunción solicita la donación necesaria para este nuevo proyecto que dependerá únicamente de los fondos que generosamente se aporten para concretar dicha obra. 

El proyecto está bajo la dirección de la Comisión Pro Beatificación Fray Mamerto Esquiú integrada por Fray Elogio Domingo Bazán, Fray Ronén Spósito Strauss, Fray Mateo Krupsky, Lic. Rubén Martí, Dr. Enrique Dalmacio Mera, Contador Gabriel Randolfo, Estévez Parra y Fray Alejandro Verón. 

Además de la obra del oratorio, tendrán que “preparar programas de difusión de la vida y de la oración pidiendo por la glorificación de Fray Mamerto, coordinar las tareas que estén desarrollando otras comisiones en diferentes lugares del país, proveer al ciudadano y seguridad del lugar donde se encuentran las reliquias en Catamarca”, entre otras tareas. 

Cómo será el nuevo oratorio
El oratorio dedicado al beato Mamerto Esquiú contará con un diseño minimalista que refleja la austeridad del fraile, donde un juego de luces y sombras destacan la morfología del material utilizado. La madera de algarrobo simboliza la nobleza, su color evoca el hábito franciscano que fray Mamerto usó desde pequeño y hasta el final de su vida; el altar refleja la simpleza, la humildad y grandeza de las virtudes del fraile. 

La obra está compuesta por diferentes elementos, pilares, molduras y volúmenes con medidas que, según los arquitectos a cargo de la obra, fueron adoptadas pensando en la experiencia grata de los feligreses en el encuentro con el “beato” al momento de visitar el oratorio franciscano. Como se observa en los planos, la imagen del beato Fray Mamerto Esquiú estará ubicada en el centro del altar. 

A partir de una pequeña intervención en los muros existentes, aseguran los especialistas, se dará una combinación de impacto y simpleza al mismo tiempo, efecto que se logra por la selección del material y la textura, dando al altar simpleza y austeridad. Las vigas en voladizo evocan la trascendencia de las virtudes del beato a lo largo de la historia siendo ejemplo para la orden franciscana. 

El oratorio reflejará la personalidad y la vida del beato, que sea un espacio de oración y contemplación, reflexión y admiración de quienes visiten el lugar y que se lleven una experiencia grata al conocer y aprender acerca de este gran hombre de origen catamarqueño con huellas en la Argentina y el mundo, referente en promulgar a tiempo y destiempo, con fervor, el amor al prójimo, la fe y los valores verdaderos, profundos y actuales para vivir en nuestra sociedad. 

El proyecto incluye además el trabajo de ebanistería, y las tareas de armado y colocación del altar y su estructura; también el trabajo de las molduras, letras y pedestal según el diseño, que llevará un tiempo aproximado de 60 días de trabajo. 

El vitral del fondo, proyectado en 1,35 cm x 2,00 tendrá imágenes y dibujos proyectados en 3D, trabajo que, por la precisión de los detalles, los profesionales estiman les lleve aproximadamente 3 meses de trabajo. La iluminación está prevista con luminarias led y paneles solares para su funcionamiento. 

Para colaborar con la obra haga click aquí.+