Martes 29 de noviembre de 2022

El Card. Poli exhortó a priorizar la educación como proceso permanente

  • 11 de noviembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Fue durante su intervención en el Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso. Participaron referentes de los credos y también expusieron Mons. Alberto Bochatey y el rector de la UCA.
Doná a AICA.org

Buenos Aires fue sede del V Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso "Una Senda Hacia la Paz", que reunió a las máximas autoridades religiosas del país y a destacadas personalidades del ámbito académico, diplomático, político, social y sindical, para debatir sobre educación, ayuda humanitaria, libertad religiosa, prevención de adicciones y salud mental, entre otros temas, con el lema "Pensando la transformación de Argentina 2023-2053".

Entre los numerosos expositores de diferentes credos y sectores de la vida pública, expusieron -mediante videos, por estar participando del plenario episcopal en Pilar- el arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Comisión Episcopal de Educación, cardenal Mario Aurelio Poli, y el obispo auxiliar de La Plata y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Alberto Germán Bochatey OSA.

El cardenal Poli participó del panel sobre “Educación en Argentina: Diagnóstico y propuestas para un futuro mejor y más justo”, en el que advirtió que “cuando se deteriora la educación y no se la prioriza a largo plazo, lo primero que se debilita es la democracia" y destacó, en ese sentido, la necesidad de “un proceso educativo constante”.

En esa línea, el purpurado porteño recordó que “el papa Francisco sostiene que la educación sirve para hacerse preguntas, para pensar" y concluyó: "En definitiva, la educación sirve para trascender”.

Monseñor Bochatey fue el encargado de abrir la primera mesa del segundo día del congreso, “Vencidos y vencedores: El hambre, la pandemia de la que más de 2.000 millones personas en el mundo sufren su amenaza”.

En su exposición, el obispo auxiliar de La Plata aseguró, entre otras cosas, que “el hambre es un problema de la mala distribución, producto de las malas políticas".

A su vez, el rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), doctor Miguel Ángel Schiavone, reflexionó sobre qué dejó la pandemia, entre otras cosas reconocer la debilidad del ser humano, la finitud de la vida, y a la vez preocuparse por la salud del otro.

En el panel sobre educación,  el rector de la UCA aseguró que la pandemia, con el aislamiento, implicó un desafío para el sistema educativo, que debió organizar sobre la marcha nuevas plataformas y “clases virtuales”. En ese sentido, estimó que la educación superior pudo sortear inconvenientes más fácilmente que los ciclos primario y medio.

"La pandemia trajo herramientas tecnológicas que llegaron para quedarse, pero de ninguna manera se puede reemplazar la docencia”, opinó, asegurando que los educadores requieren capacitación en lo didáctico (porque una cosa es el saber –la ciencia- y otra saber transmitir el conocimiento). También consideró que no deben mantenerse las evaluaciones virtuales y que “la tecnología no puede sustituir al ser humano”, aunque sí complementarlo.

Religiosos de distintos cultos
Entre otras figuras del campo religioso, expusieron el arzobispo de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquía, monseñor Crisóstomo Juan Gassali; los rabinos Alejandro Avruj y Fishel Szlajen (miembro este último de la Pontificia Academia para la Vida); el profesor Isa Altekin director general del Centro de Diálogo Intercultural ALBA, de la comunidad musulmana; la pastora bautista Laura Gómez, de la Mesa Directiva de la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA); y el elder Juan Orquera, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Además de miembros de entidades sociales, económicas y educativas de la sociedad civil, hablaron también funcionarios y legisladores, como la diputada nacional Marcela Campagnoli - quien señaló que la Argentina no tiene problemas religiosos ni “fronteras calientes” e invitó a no seguir quejándose del país- y la diputada provincial santafesina Amalia Granata, así como el ex diputado nacional Carlos Brown, del Movimiento Productivo Argentino, todos ellos de forma presencial, a los que se sumó virtualmente el diputado Waldo Wolff.

“Los acuerdos de Abraham: una senda para la paz”
Una mesa de alto nivel diplomático reunió para hablar sobre “Los acuerdos de Abraham: una senda para la paz” a los embajadores de los Estados Unidos de América, Marc Robert Stanley; de los Emiratos Árabes Unidos, Saeed Abdulla Saif Joula; de Israel, Eyal Sela; y de Marruecos, Fars Yassir. Los oradores pusieron de manifiesto los notables beneficios, incluso económicos, turísticos y de intercambio interpersonal, que se producen al plantear una perspectiva de paz.

Un cuidadoso mecanismo de seguridad rodeó la presencia de los embajadores. En general, salvo en la inauguración (en la que hubo medio centenar de personas, en buena parte jóvenes estudiantes), las reuniones se desarrollaron con un público reducido, pudiendo otras personas seguirlo por Youtube y otras plataformas.

Expresidentes en el cierre
En la mesa final, se hizo presente el expresidente Eduardo Duhalde junto al ingeniero Ramón Puerta, quien también tuvo a su cargo brevemente el Poder Ejecutivo, en 2002. Duhalde y Puerta fueron invitados a participar en el cierre de una conversación sobre “Nuevo orden mundial: el rol económico y político de Iberoamérica”, moderado por el periodista Guillermo Lobo.

Por su parte, los ex presidentes Federico Franco, de Paraguay (2012-2013), y Luis Alberto Lacalle Herrera, de Uruguay (1990-1995), enviaron videos grabados.+