Jueves 29 de febrero de 2024

Concluyó el 28 Congreso de la CIEC: 'Educar para un futuro sostenible"

  • 15 de enero, 2024
  • Santo Domingo (República Dominicana) (AICA)
Con la participación de más de 1.200 educadores de América, concluyó en República Dominicana el 28° Congreso Interamericano de Educación Católica.
Doná a AICA.org

La Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) culminó su 28º Congreso Interamericano, reunido en la ciudad de Santo Domingo en República Dominicana del 11 al 13 de enero que congregó a más 1.200 docentes de las Américas y el mundo, bajo el tema “Educar para un futuro sostenible”.

Los participantes provinieron de 21 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Italia, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. República Dominicana –el país anfitrión–, junto con Ecuador, México y Colombia fueron las delegaciones más numerosas.

En esta oportunidad, la cita bianual de la escuela católica contó con el apoyo de la Unión Nacional de Escuelas Católicas de la República Dominicana (Unecc), de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR) y del Movimiento Laudato Si.

Además de las 10 conferencias durante los tres días del Congreso, los participantes pudieron acceder a tres charlas TED, cinco experiencias educativas de sostenibilidad, y a dos conversatorios. Asimismo, durante el Congreso se proyectó la película ‘La Carta’ y tuvo la entrega del Premio ‘Jesús Maestro’.

Entre los conferencistas invitados estuvieron Emilce Cuda, secretaria de la Pontificia Comisión para América Latina y el cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo emérito de Tegucigalpa.

El tema del Congreso: “Educar para un futuro sostenible”, marcó las reflexiones del Congreso, con la convicción de que “la educación católica ha de habilitar a los educandos para transformarse a sí mismos y a la sociedad en la que viven mediante la adopción de estilos de vida sostenibles, convirtiéndolos en ciudadanos del mundo activos y participativos que contribuyan a crear un mundo más justo, pacífico, tolerante, inclusivo, seguro y sostenible”, expresaron los organizadores.

Al cierre del Congreso, el secretario general de la CIEC, Oscar Pérez manifestó que “necesitamos, movilizar a las personas para que afronten desafíos difíciles” y enfatizó que los principales objetivos del Congreso fueron “dar esperanza”. Al respecto, el responsable de la organización dijo que desde el lugar de los educadores “es imprescindible mover a las personas de sus creencias más profundas y zona de confort hasta posiciones de disposición permanente al cambio”.

Dado que la búsqueda de una pedagogía innovadora no depende únicamente de las condiciones técnicas, el educador explicó que se trata de una necesaria actitud de apertura, de una condición adaptativa.

De esta forma, “será el liderazgo de los maestros el que marque el horizonte, ayude a focalizar y decidir en cada momento por dónde avanzar en su tarea formativa”, afirmó Pérez.

Por una alianza educativa amplia
Citando al Papa Francisco, alentó a los presentes a unir esfuerzos por “una alianza educativa amplia que permita formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones, conscientes de que este es el camino para reconstruir el tejido de las relaciones en busca de una humanidad más fraterna”.

Reflexión que sirvió para anunciar que Lima será la próxima sede del Congreso en 2026, y que la pastoral educativa se reunirá en su VIII encuentro en la Argentina el próximo 23 y 24 de agosto.

La jornada finalizó con la entrega del Premio Jesús Maestro a 15 educadores e instituciones de América, por su aporte y trascendencia en la misión educativa y evangelizadora en su país o en la región. 

La Hermana Laura Guisado, del Consejo de la CIEC, leyó las conclusiones del Congreso. La clausura correspondió a Emilce Cuda, quien animó a los educadores del continente a seguir trabajando por un futuro sostenible.

Al concluir la jornada los participantes pudieron disfrutar de un acto cultural con lo mejor de la música y del folclore dominicano.+