Lunes 15 de abril de 2024

Con diversas iniciativas, la Argentina conmemoró el Día del Niño por Nacer

  • 26 de marzo, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Entre las actividades por la defensa de la vida desde la concepción se realizaron vigilias de oración, se iluminaron monumentos y se rezó un viacrucis en la catedral metropolitana.
Doná a AICA.org

En conmemoración del Día del Niño por Nacer, que se celebra cada 25 de marzo con el objetivo de defender la vida humana desde la concepción en el vientre de la madre, se realizaron en la Argentina diversas actividades.

El primer país que impulsó la fecha fue El Salvador en 1993. En la Argentina, fue adoptado en 1998 y se estableció el Día del Niño por Nacer a través del decreto 1406/98, que expresaba “que el derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana”.

Asimismo, se mencionó la conmemoración del aniversario de la encíclica Evangelium vitae, del papa Juan Pablo II y publicado el 25 de marzo de 1995. En ese documento, el pontífice expresa sus ideas sobre el valor y el cuidado de la vida humana desde la concepción.

La iniciativa se encuentra inspirada en la Anunciación a la Virgen María. Se calcula que ocurrió nueve meses antes del 25 de diciembre, y por eso se eligió el 25 de marzo para esta celebración. Se celebra el “sí” como un acto de fe, en el cual María acepta ser la madre del Salvador.

Este año, la Subsecretaría de Políticas Familiares (SPF) de la Nación, dependiente del Ministerio de Capital Humano, destacó la importancia de proteger la vida humana desde su concepción en el vientre materno, y expresó: “Renovamos nuestro compromiso con la protección de la vida prenatal y con la promoción de una cultura que valore y respete cada vida humana, independientemente de su etapa de desarrollo”.

La vida es un don, un regalo, una gracia de Dios
En la solemnidad de la Anunciación del Señor, la Municipalidad de Goya convocó, por medio de la Dirección de Fortalecimiento Familiar, a acompañar con globos celestes un acto en la plaza principal de esta ciudad, frente a la catedral, seguido de una caravana por la vida por las calles de la ciudad.

Participó el obispo de Goya, monseñor Adolfo Canecín, quien llamó a defender la vida desde el primer instante de la concepción. Junto a pastores de otras religiones, representantes de la Municipalidad, policía, bomberos voluntarios y público en general, pronunció una invocación religiosa y reflexionó sobre la importancia de este día.

El prelado destacó que, "como Iglesia, sostenemos que la vida es un don de Dios y como tal debe ser valorado y protegido en todas sus instancias”. Citando el salmo 138, señaló que “todo está a la vista de Dios”, que ve “la vida que va gestándose”.

“Qué lindo es saber que la vida es un don, un regalo, una gracia de Dios”, destacó, e instó a “luchar a favor de la vida” y a no desanimarse ante la cultura de muerte que impera.

Monumentos iluminados por la fecha
Diversos edificios nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires se iluminaron de celeste por el Día del Niño por Nacer. Uno de ellos fue el Obelisco. Otro, los balcones de la fachada del Congreso.

Además, con el lema "Celebremos la Vida que nace", se llevó a cabo un viacrucis y la tradicional misa por la vida en la catedral de Buenos Aires. La celebración fue presidida por el rector, presbítero Alejandro Russo. Al igual que años anteriores, la soprano ítalo-argentina Haydée Dabusti interpretó el Ave María de Schubert.

La Marcha por la Vida, otra de las iniciativas que conmemoran este día, tuvo lugar el sábado anterior, 23 de marzo. Una caravana, vestida de celeste y llevando banderas argentinas y pancartas provida, recorrió el trayecto que va desde Plaza Italia hasta la plaza Rubén Darío, frente a la Facultad de Derecho de la UBA.

Vigilias de Adoración por la Vida
En muchas parroquias se organizaron vigilias de adoración eucarística la noche del 24 al 25 de marzo, rezando por la vida, por los niños en riesgo de aborto, por los matrimonios que ruegan ser padres, por las familias que sufren la pérdida de un familiar y por aquellas que padecen, espiritualmente las consecuencias de un aborto.

Mariana Rodríguez Varela, una de sus impulsoras, referente de la defensa de las dos vidas en la Argentina, explicó que la iniciativa surgió en 2018, cuando se trató por primera vez el aborto en el Congreso, y ya antes en 2002 con el fallo Fal, en el que se ponían en práctica distintos protocolos de aborto.

“Fuimos tratando de investigar de dónde venían todas estas ideas, y hacia dos mil dieciocho todo quedó mucho más en evidencia. Había muchísima presión internacional, esto se vio en la realidad con muchísima inversión de todo tipo para que el mal llamado aborto legal sea una realidad en la Argentina”.

“Sentimos un llamado fuertísimo a la oración, que para defender la vida teníamos que entregarnos al Dios de la vida. Y el Dios la vida, como católicos, sabemos que está todos los días en la Eucaristía. Ahí está el motivo de esta vigilia de oración por la vida, anterior al Día del Niño por Nacer”, explicó.

Entre las distintas parroquias que se sumaron a la iniciativa se encuentra Nuestra Señora del Carmen, en la localidad bonaerense de Tandil, donde se llevó a cabo un día entero de adoración, desde las 22 del 24 de marzo hasta las 22 del 25. El párroco, Fray Simón, celebró la misa por los niños en riesgo de ser abortados y por el fin del aborto.

En Albardón, provincia de San Juan, la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados llevó a cabo una vigilia de 12 horas de oración, rezo del Rosario y adoración al Santísimo Sacramento. Además, a cada hora, se rezó el 25 una oración de desagravio al Corazón de Jesús, que concluyó con la misa de las 20.+