Miércoles 7 de diciembre de 2022

Chile: llamado de Justicia y Paz al diálogo y la amistad cívica

  • 16 de noviembre, 2022
  • Santiago (Chile) (AICA)
Dos meses después del referéndum constitucional, no hay una propuesta compartida sobre un nuevo itinerario a seguir, advirtió esa comisión de la Conferencia Episcopal.
Doná a AICA.org

Dos meses después del plebiscito que rechazó el proyecto de la nueva Constitución, la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Chilena (CECh), formada por laicos, publicó una reflexión sobre la situación nacional, lanzando un llamamiento al diálogo y a la amistad cívica a todas las personas de buena voluntad, “en el marco de una crisis política, social y económica que afecta la vida cotidiana de las personas, en especial de los más vulnerables”.

Se añade que, a tres años de la firma del Acuerdo por la Paz Social y la nueva Constitución, que buscó dar una salida institucional a la grave crisis que afectaba al país, se valora “la participación democrática que se dio tanto en el plebiscito de entrada como en el de salida, que permitió conocer los deseos de la ciudadanía y sus mandatos”.

Sin embargo, se constata que, tras el plebiscito de salida, “las fuerzas con representación parlamentaria, no obstante haber acordado espacios de diálogo, aún no han logrado entregar al país una propuesta de un nuevo itinerario que permita dotar a Chile de un nuevo pacto constitucional, de vocación mayoritaria y alcance nacional”. Por ello, la comisión estima como urgente “que el diálogo entre los diversos actores políticos pueda arribar a buen puerto, teniendo en cuenta los deseos y aspiraciones expresados por la ciudadanía”.

“Para sentirse en paz, la ciudadanía necesita percibir entendimiento entre sus representantes y líderes políticos. Para alcanzar amplios acuerdos, se requiere diálogo y apertura para superar posiciones previas. Solo así se podrá alcanzar un consenso por el bien común de Chile”, manifiesta el texto.

Ante dicho escenario, se recuerda la invitación del papa Francisco a construir una “cultura del encuentro”, conformando un poliedro de muchas facetas, donde nadie esté descartado. Ello implicaría incluir a las periferias, “integrar a los diferentes es la garantía de una paz real y sólida”.

“Hoy es el tiempo del entendimiento, de la escucha, del diálogo, con humildad y generosidad. Ponerse de acuerdo, para avanzar en democracia y respeto a la dignidad de la persona humana”, exhortó la comisión, para luego agregar que - como también señala el Papa -  el “diálogo social” facilita una nueva cultura.

También, se llama a cuidar las instituciones y “nuestra comunidad política, relacionándonos con honestidad y verdad, sin manipulación de la información o noticias falsas”, con la convicción de que los medios de comunicación “deben aportar en un proceso de diálogo y de construcción de país”. 

Finalmente, los integrantes de la comisión invitan a las comunidades cristianas y de otras confesiones, a las organizaciones sociales, los partidos políticos y diversos grupos sociales “a conversar sobre estos contenidos, y a reflexionar cómo cada una y cada uno podemos aportar a la justicia y a la paz en nuestro país”.+