Jueves 18 de julio de 2024

Caso Card. Pell: Reacciones de la Iglesia al rechazo de la apelación

  • 21 de agosto, 2019
  • Melbourne (Australia)
"Los obispos católicos de Australia creen que todos los australianos deben ser iguales ante la ley y aceptar el juicio de hoy en consecuencia", señala una declaración del presidente de la Conferencia Episcopal Católica Australiana, monseñor Mark Coleridge, poco después de que se anunciara la decisión de la Corte Suprema de Victoria, que desestimó la apelación del cardenal George Pell.
Doná a AICA.org
"Los obispos católicos de Australia creen que todos los australianos deben ser iguales ante la ley y aceptar el juicio de hoy en consecuencia", señala una declaración del presidente de la Conferencia Episcopal Católica Australiana, monseñor Mark Coleridge, poco después de que se anunciara la decisión de la Corte Suprema de Victoria, que desestimó la apelación del cardenal George Pell.

"Los obispos ?agrega la declaración- se dan cuenta de que este ha sido y sigue siendo el momento más difícil para los sobrevivientes de abuso sexual infantil y para quienes los apoyan. Reconocemos el dolor que han sufrido los maltratados por el clero a través del largo proceso de juicios y la apelación del cardenal Pell. También reconocemos que este juicio será "muy doloroso para muchas personas".

"Seguimos comprometidos a hacer todo lo posible para sanar a quienes han sufrido mucho y garantizar que los entornos católicos sean los lugares más seguros posibles para todas las personas, pero especialmente para los niños y adultos vulnerables", concluye.

Por su parte el arzobispo de Melbourne, monseñor Peter Comensoli, dijo en su declaración que recibió la decisión con "respeto" y animó a otros a hacerlo también. Reconoció la "complejidad de la búsqueda de la verdad" en el caso del cardenal Pell y dijo que "sus pensamientos y oraciones están con el hombre que llevó este asunto ante los tribunales".

El arzobispo expresó su disposición a "ofrecer ayuda pastoral y espiritual" al demandante "en caso de que la busque", así como la seguridad de que el cardenal Pell recibirá "apoyo pastoral y espiritual mientras cumpla el resto de su condena".

También el arzobispo de Sidney, monseñor Anthony Fisher, señaló en su declaración que la decisión dividida 2-1 del juez "es consistente con los diferentes puntos de vista de los jurados en el primer y segundo juicio, así como con las opiniones divididas entre los comentaristas legales y el público en general".

A continuación, animó a todos a "mantener la calma y la civilidad", comprometiendo a sí mismo y a la arquidiócesis de Sydney a hacer todo lo posible "para asegurar que los crímenes del pasado nunca se repitan y que los ambientes de la Iglesia sean lo más seguros posible para los niños y los adultos vulnerables".

Por su parte el portavoz del cardenal Pell declaró que "el cardenal Pell está obviamente decepcionado con la decisión" y que su equipo jurídico examinará la sentencia para "determinar una solicitud de licencia especial al Tribunal Superior" de Australia y termina expresando una vez más que a pesar de "la decisión dividida 2-1, el cardenal Pell mantiene su inocencia". +