Miércoles 29 de junio de 2022

Cardenal Aós: "Cuasimodo no se hace por folklore, sino por una fe profunda"

  • 26 de abril, 2022
  • Santiago (Chile) (AICA)
El arzobispo de Santiago participó en Renca de la tradicional procesión del "Cuasimodo", luego de una obligada interrupción de dos años por el Covid-19.
Doná a AICA.org

La tradicional fiesta del Cuasimodo, única en el mundo, volvió este año a las calles de distintos puntos de Chile, con gran participación popular, luego de una obligada interrupción de dos años por el Covid-19.  La celebración tiene su origen en una recomendación del Concilio de Trento, que exhortaba a los sacerdotes a llevar la comunión a los enfermos y ancianos el domingo siguiente a la Pascua.

En Chile el Santísimo Sacramento es escoltado alegremente por numerosas personas que se desplazan a caballo, en bicicleta o con cualquier tipo de vehículo, vestidos con trajes típicos.

La misión de “correr hacia Cristo” fue encabezada en Renca por el arzobispo de Santiago, cardenal Celestino Aós. A bordo de un carruaje tirado por caballos construido a finales del siglo XIX, el arzobispo fue acompañado de unas 800 personas, entre los “cuasimodisti” -jinetes y ciclistas- y personas que acompañaban a la caravana.

El recorrido fue seguido por numerosos habitantes de Renca, quienes salieron a la calle para observar el colorido paseo. Algunas familias llevaron a sus hijos enfermos al paso de la procesión. 

Durante la mañana, el cardenal Aós recorrió varias calles de este sector de la capital y llevó personalmente la comunión a los enfermos. En una parada en la capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, el arzobispo de Santiago subrayó que todo cristiano debe convertirse en "un guardián vivo que lleva la presencia del Señor a todas partes". 

El arzobispo de Santiago explicó que “en las primeras comunidades saludaban a los cristianos diciendo: 'Mira cómo se aman'. También hace falta en este Chile, donde hay tensión, hay violencia, que somos gente de paz, gente de diálogo y que se demuestre diciendo de nosotros: 'Mira cómo se quieren', cómo se saben tratar entre sí, cómo cuidan a sus pacientes, ver cómo los cuidan y apreciar la vida de sus hijos, aún en el vientre de sus madres”.

Y agregó: “Que podemos ser ejemplo, no tanto con palabras sino con hechos”, agregó. 

En otro momento del recorrido, el cardenal Aós recalcó que Cuasimodo es una demostración de religiosidad. “Los que participan saben que esto no es un desfile ni un teatro, sino que es una profesión de fe”, enfatizó.

“Hay algo más, porque simplemente por folklore no se hacen estas cosas. Hay una fe profunda y un misterio, y ellos ven que el misterio está”, puntualizó.+