Sábado 23 de octubre de 2021

A los 81 años muere en París el cardenal congoleño Monsengwo Pasinya

  • 12 de julio, 2021
  • Kinshasa (República Democrática del Congo) (AICA)
Cardenal valiente y hombre de reconciliación, el arzobispo emérito de Kinshasa fue miembro del C9 que asesora al Papa. Visitó la Argentina en 2017, doctor honoris causa de la Universidad Fasta.
Doná a AICA.org

El arzobispo emérito de Kinshasa, República Democrática del Congo, cardenal Laurent Monsengwo Pasinya falleció a los 81 años el domingo 11 de julio en Versalles, Francia, donde estaba hospitalizado desde principios de julio cuando su salud se deterioró.

Teólogo bíblico, el Papa lo quiso entre los miembros del Consejo de Cardenales (C9), cargo que dejó en 2018, cuando como arzobispo de Kinshasa estaba comprometido en la primera línea para restaurar la paz en el país oprimido por una grave crisis política.

Si bien se conocía desde hacía algún tiempo que estaba enfermo que lo obligó a una hospitalización de emergencia en París en un avión medicalizado, la muerte del cardenal fue un shock para la Iglesia de la República Democrática del Congo.

La muerte del cardenal Pasinya fue anunciada ayer por su sucesor, el cardenal Fridolin Ambongo, quien escribió en Twitter: "Tengo el profundo dolor de anunciar la muerte del cardenal Laurent Monsengwo a la comunidad cristiana católica y a todas las personas de buena voluntad". 

Dolor profundo compartido por toda la Iglesia congoleña que recuerda al cardenal como un hombre de "prestigio internacional", que dedicó su vida a construir "un mundo más justo".

A la vanguardia del proceso de paz en la República Democrática del Congo
Teólogo bíblico, primer africano en obtener un doctorado en Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, el papa Francisco lo había elegido entre los miembros del Consejo de Cardenales, establecido, en uno de sus primeros actos de su pontificado, para estudiar una reforma de la Curia y ayudar al pontífice en el gobierno de la Iglesia, pero en 2018 dejó su puesto para dedicarse, como ordinario local en Kinshasa a la delicada labor de restablecer la paz en "su" República Democrática del Congo, de rodillas por una grave crisis política y social bajo el régimen de Joseph Kabila, en su tercer mandato a pesar de la finalización anterior de 2016.

El proceso de paz involucró a la propia Iglesia en primera línea, impulsando la celebración de elecciones presidenciales en 2017, ya aplazadas varias veces por el propio Kabila hasta el último aplazamiento para 2019. 

En particular el cardenal Monsengwo, cuya franqueza y libertad se conocía hablando, no dudó en desempeñar un papel político de liderazgo en esta difícil situación, que terminó con un cambio político de facto. 

Hace poco, el 2 de enero de 2018, había pronunciado un discurso sin concesiones para fustigar la dura represión de una manifestación de católicos por parte del régimen de Kabila: "Es hora de que la verdad prevalezca sobre la mentira sistémica, de que los mediocres salgan y de que la paz, la justicia, reine en la RD del Congo". El saldo de ese día había sido de ocho muertes (incluidos algunos sacerdotes) y alrededor de 140 arrestos. 

El funeral en los próximos días
Nacido en 1939 en una familia de ocho hijos, ordenado sacerdote en 1963, luego obispo en febrero de 1980 por Juan Pablo II, el cardenal Monsengwo Pasinya ocupó varios cargos, entre ellos obispo auxiliar de Inongo, auxiliar de Kisangani, arzobispo de Kisangani y arzobispo de Kinshasa. 

Fue presidente del Secam, el simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar. Benedicto XVI lo creó cardenal en el consistorio del 20 de noviembre de 2010, con el título de Santa Maria Regina Pacis en Ostia Mare. 

En 2012 había predicado los Ejercicios Espirituales Cuaresmales a la Curia Romana, en presencia del Papa. El 13 de abril de 2013, el papa Francisco, le asignó un papel importante, nombrándolo miembro del entonces C9 para la revisión de la constitución apostólica Bone Pastor sobre la Curia Romana. 

En los próximos días, los restos del cardenal serán devueltos a la capital congoleña. Los obispos se reunirán para organizar su funeral y fijar una fecha. El cardenal será enterrado en la catedral de Kinshasa.

Su visita a la Argentina
El cardenal congoleño visitó la Argentina del 4 al 10 de mayo de 2017, invitado por la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta).

En el marco de las celebraciones por el 25º aniversario de la Universidad Fasta, el lunes 8 de mayo, el cardenal Monsengwo Pasinya fue investido Doctor Honoris Causa de la universidad, en un acto en el que pronunció su lección magistral: "La Iglesia-familia en África al servicio de la reconciliación y de la estabilidad duradera".

La Universidad Fasta decidió dar esta mención honorable al arzobispo de Kinshasa por sus méritos personales, por sus aportes doctrinales y ejemplar testimonio de vida cristiana, al servicio del bien común y del prójimo.

“Es la primera vez que estoy aquí en la Argentina. El país me impresiona mucho. Me dio la impresión de ser un país verdaderamente desarrollado y, seguramente, no será la última visita”, dijo en aquella ocasión a AICA a la que concedió una entrevista.

En su lección magistral, el cardenal expuso los problemas sociopolíticos de África, examinó el tema de la reconciliación y propuso algunos desafíos posibles para el continente africano tendientes a una seguridad estable y duradera. "África aparece en gran título hoy como un continente sumergido en problemas de todo tipo", aseguró.

El cardenal africano enumeró algunos acontecimientos que contribuyeron a incrementar los problemas en África tales como la esclavitud, la colonización y la descolonización, los regímenes políticos híbridos con sistema de partidos únicos, la globalización y el terrorismo. No obstante, insistió en abandonar una visión de África en función de los demás por una visión de África en función de sí mismo.

"La Iglesia-familia de Dios en África está convencida de que la reconciliación, la paz y la estabilidad siguen siendo las preocupaciones importantes para una África que anhela que su voz sea escuchada en el concierto de las naciones", y -consciente de su papel- "trabaja eficazmente para construir una África reconciliada por medio de la verdad, de la justicia, de la paz y del amor", afirmó en aquel entonces el fallecido cardenal.

Tras la muerte de Monsengwo, el Colegio Cardenalicio está formado por 221 cardenales, de los cuales 124 son electores y 97 no electores.+

NOTICIAS RELACIONADAS