Domingo 3 de julio de 2022

Documentos


"Seamos Cireneos, ayudándonos a cargar la Cruz"

Carta pastoral de monseñor Adolfo Ramón Canecin, obispo de Goya, a los peregrinos y devotos de la Cruz Gil (Enero de 2022)

Hermanos Todos: Peregrinos y Devotos de la Cruz Gil, siguiendo el camino de los Obispos que me precedieron, desde que llegué a la Diócesis, los acompaño en su devoto peregrinar hacia la Cruz Gil con mi afecto y oración y, con la Carta Pastoral Anual. Este año les propongo rezar y reflexionar con el texto de San Lucas 23, 27: “Tomaron a un tal Simón de Cirene… y le cargaron la cruz de Jesús para que la llevara detrás de él”.

Los invito a mirar a Jesús:

  • Siempre se mostró cercano, compasivo, acompañando a quienes cargaban sus cruces:
    • Sintió compasión porque estaban como ovejas sin pastor (Mt 9, 36).
    • Lloró por su amigo Lázaro, junto a Marta y María (Jn 11, 35).
    • Se compadeció de la viuda de Naím (Lc 7, 11-19).
    • Se detuvo y curó a los leprosos (Lc 17, 11-19).
    • Sació la sed de la samaritana (Jn 4, 1-42).
    • Curó al mendigo ciego (Mc 10, 46-ss).
    • Dio de comer a la multitud (Mt 14, 13-21).

Por amor a todos los hombres “llevó” sobre la Cruz todos nuestros pecados (1Pe 2, 24; Is 53, 4), y al rezar el Vía Crucis lo vemos caer tres veces bajo el peso de la cruz. ¡Ahora nos toca a nosotros! Jesús está presente en cada ser humano; “lo que hagas al más pequeño a mí me lo haces” (Mt 25, 40.45), ofreciéndonos la oportunidad de ser buenos Cireneos, ayudándonos a cargar y a llevar la cruz. Pensemos de cuantas personas se valió nuestro Dios para ayudarnos en el camino de la vida y cuantas veces, a través nuestro, ayudó a tantos hermanos.

Que al regresar a nuestras casas llevemos el propósito de ayudar a todos los hermanos que encontremos aplastados por su cruz en el camino de la vida.

Los abrazo y los bendigo, como Padre, Hermano y Pastor con la señal de la Cruz, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Que la Virgen de Itatí los cuide y los guíe.

Mons. Adolfo Ramón Canecín, obispo de Goya