Sábado 23 de octubre de 2021

Documentos


Nuestra Señora del Carmen

Homilía de monseñor Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje en la fiesta de Nuestra Señora del Carmen (Cruz del Eje, 16 de julio de 2021)

Unos de los rasgos característicos de nuestra piedad es la devoción mariana. Así en Latinoamérica y entre nosotros la tenemos como patrona en Villa de las Rosas, Altautina, Chancani, La Cumbre y Cruz del Eje.

Nos sentimos reconocidos, amados y protegidos desde el cielo por Nuestra Señora del Carmen. Para expresar todo esto le llamamos Madre.

A sus pies nos descubrimos hermanos de Jesús, hijos de Dios Padre, valorados en nuestra dignidad humana, y animados por el Espíritu Santo a ser familia, a ser pueblo.

Sentimos que maternalmente nos abraza a todos pero que tiene una particular afinidad con los débiles, los pobres, los que sufren, los que no son o no se sienten amados. Que muchas veces mueren solos pero con una medalla de la Virgen puesta al cuello. Con ellos en la hora de la muerte.

Bajo su protección nos sentimos llamados a ser pueblo, no por obligación, sino por una necesidad del corazón, por gusto. Con palabras de Papa Francisco: “hombres y mujeres de pueblo”.

Esos que se integran a la sociedad, esos que comparten la vida con todos, que escuchan inquietudes, que colaboran material y espiritualmente, que se alegran y lloran, que construyen sin distancias.

Este día de fiesta es una invitación a ser hombres y mujeres de pueblo, a ser con los demás y para los demás y así estar dispuestos a descubrir algo nuevo de Dios.

Ahora pensemos en los docentes, los trabajadores de la administración pública. Recordemos a las familias que han perdido a uno o más miembros, a los que han sufrido soledad y los que se han quedado sin trabajo o viven del trabajo informal.

A todos los que apoyaron a los demás sin hacer ningún ruido sin esperar recompensa. Los trabajadores de la salud están en la primera línea, también recordemos a muchos sacerdotes, y personas de la vida consagrada.

Nuestro agradecimiento y nuestras oraciones en esta fiesta patronal

A la Virgen del Carmen le volvemos a pedir que sea para todos: fuerza, consuelo, ánimo y defensa.

Mons. Ricardo Araya, obispo de Cruz del Eje