Sábado 10 de abril de 2021

Documentos


Carta de monseñor Juan José Chaparro a la comunidad

Carta de monseñor Juan José Chaparro CMF, obispo de San Carlos de Bariloche a la comunidad diocesana (17 de enero de 2021)

A los hermanos y hermanas de la diócesis de San Carlos de Bariloche

La situación sanitaria por el COVID en nuestra región está muy complicada y son alarmantes las cifras que implican a personas, cuidados requeridos, etc. en un tiempo que se ha decidido abrir las actividades turísticas, que si bien aportan recursos necesarios, complica muchísimo la situación. Esto unido por supuesto a otras fragilidades y fallas estructurales históricas, la novedad absoluta del COVID, quizás el insuficiente cuidado y responsabilidad por parte de todos, etc.

Durante este tiempo nuestra fe no ha decaído, y es hermoso ver personas, comunidades, Parroquias, organizaciones eclesiales, etc. animándose en la vida de fe cristiana, acompañando a otros hermanos, abriéndose a necesidades del pueblo más allá de nuestros límites y circunscripciones. Felicitaciones por todo esto.

Pudimos volver con la presentación y aceptación del PROTOCOLO a nuestras celebraciones comunitarias y se ha tenido cuidado en cumplir para cuidar la vida de todos, tal como lo verificaron las personas encargadas por parte de los municipios. Esto significó y significa una alegría y una hermosa posibilidad de vivir y expresar nuestra fe en forma comunitaria, por supuesto realizado en justicia para quienes alientan su vida en una comunidad eclesial y en el marco de los derechos ciudadanos que nos lo posibilitan.

Les pido y recuerdo el cumplimiento estricto de los PROTOCOLOS presentados a los organismos del Estado, y que los sacerdotes tienen la obligación eclesial de hacer cumplir en sus comunidades organizadas para este fin con servidores específicos. Estas normas son para todos los que participen de las celebraciones de nuestra Iglesia de San Carlos de Bariloche y nadie puede arrogarse el derecho de incumplir.

Desde nuestro lugar nos comprometemos a cuidar la vida, junto a tantos y tantas que lo hacen en sus familias, hospitales, diversos servicios, organizaciones populares, etc., aportando en nuestro caso la memoria de Dios que nos acompaña en todas las circunstancias de la vida y nos hace compañeros de camino de todos los hombres y mujeres de la sociedad en que estamos. Al mismo tiempo pedimos a autoridades y a la sociedad a arbitrar las medidas pertinentes y necesarias para poder llevar delante de la mejor manera esta situación por demás preocupante entre nosotros.

Oramos por todo esto poniendo en manos de Dios la vida de este tiempo, para que nos ilumine los caminos a transitar y nos dé la generosidad para compartir la fraternidad universal que Él nos trajo con su vida, muerte y resurrección.

Abrazo y bendición

San Carlos de Bariloche 17 de enero de 2021
Juan J. Chaparro CMF, obispo de San Carlos de Bariloche