Sábado 18 de septiembre de 2021

Una vigilia eucarística abre las celebraciones por los 500 años de la primera misa

  • 31 de marzo, 2020
  • Río Gallegos (Santa Cruz) (AICA)
as celebraciones por los 500 años de la primera misa en suelo argentino comenzarán hoy, a las 23, con una vigilia eucarística esperando el 1° de abril, desde la capilla del obispado de Río Gallegos
Doná a AICA.org

Las celebraciones por los 500 años de la primera misa en suelo argentino comenzarán hoy, a las 23, con una vigilia eucarística esperando el 1° de abril, desde la capilla del obispado de Río Gallegos.



Presidirá el obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, con el lema: “Se acercó y sigue caminando con nosotros”.



A raíz de la cuarentena preventiva por el coronavirus, los festejos masivos fueron suspendidos, pero se harán sin fieles y se podrán seguir en vivo por Facebook live: http://www.facebook.com/103300004498421/posts/151886942973060/.



“Nos encontramos #rezandoencasa juntos por los #500añosPrimeraMisa en la Argentina”, es consigna para estos especiales festejos.



Monseñor García Cuerva presidirá la misa por los 500 años mañana, a las 12, desde la capilla del obispado y será transmitida por TV, radio AM y FM e Internet.



A mediados de marzo, a tono con las medidas preventivas dispuestas por las autoridades civiles por el avance de la pandemia, monseñor García Cuerva confirmó la suspensión de la celebración y el encuentro por los 500 años de la primera misa en suelo argentino, prevista para los días 31 de marzo y 1º y 2 de abril en la localidad santacruceña de Puerto San Julián.



Aquel mensaje del Papa

En noviembre de 2019, el papa Francisco envió un videomensaje a la comunidad diocesana en el que lamentó no poder estar en las celebraciones jubilares, pero aseguró que acompaña con el corazón este acontecimiento que prepara para el año próximo la diócesis de Río Gallegos.



“Ustedes se están preparando para celebrar los 500 años de la primera misa en territorio argentino, ahí, en San Julián, la tierra de ustedes. Los acompaño desde acá, por supuesto que me hubiera gustado ir; no se puede todavía porque este año estoy lleno de viajes ya comprometidos. Pero los acompaño con el corazón”, sostuvo en un videomensaje enviado a esa comunidad diocesana.



“Pero ustedes también acompáñense entre ustedes. Que el festejo sea hecho por ustedes; que no sea un festejo importado, un festejo comprado, no, que sea un festejo manufacturado por ustedes, que lo hagan con vuestros hermanos, con vuestro corazón, con todo lo que ustedes tienen de bueno”, pidió entonces y destacó: “En esta Iglesia donde hay lugar para todos”.+