Sábado 6 de marzo de 2021

Mons. Lozano: "Pidamos a San Alberto Hurtado tener entrañas de misericordia"

  • 16 de agosto, 2020
  • San Juan (AICA)
El arzobispo de San Juan consideró que ante la realidad de más del 60% de niños pobres se necesita un sinnúmero de varones y mujeres a los que "les duela la vida" como al fundador del Hogar de Cristo.

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, destacó la figura de  San Alberto Hurtado, el santo chileno que fundó el Hogar de Cristo, para cobijar a huérfanos, solos, "sin vida", perdidos, abandonados, “sin Patria, y casi sin Iglesia”.

El prelado aseguró que sus palabras eran “conmovedoras e inquietantes”, y citó una de sus frases: “Este es mi último anhelo: que se haga una cruzada de amor y respeto al pobre, porque el pobre es Cristo, Cristo desnudo, Cristo con hambre, Cristo sucio, Cristo enfermo, Cristo abandonado. ¿Podemos quedarnos indiferentes? ¿Podemos quedarnos tranquilos?”.

“Él nos enseña una consigna de los Hogares de Cristo entre nosotros, ‘recibir la vida como viene’, sin pretender emprolijar y menos maquillar antes de servir a los muchachos y chicas que sufren. El martes 18 celebramos la memoria de San Alberto Hurtado. Aprendamos de su ejemplo y palabras; pidamos por su intercesión tener entrañas de misericordia”, sugirió.

El arzobispo sanjuanino se refirió también a los niños en este día, al reconocer que “siempre me impresionó ver fotos de los juguetes en lugares en guerra; rotos, sucios y solos. En la pobreza, sucede algo semejante”.

“El mundo vive en jaque por la emergencia sanitaria debido al Covid-19. Sin embargo, no debemos distraernos de las otras pandemias de la guerra y el hambre, que se están llevando incontables vidas”, advirtió.

Campaña Donación AICA

“En la guerra los niños se asustan hasta que naturalizan lo anormal. La luz se corta varias veces al día, y especialmente durante la noche. La oscuridad y su mudez son interrumpidas por detonaciones y gritos que cuesta ubicar en su distancia. ¿Es en esta misma calle o a tres cuadras de aquí? ¿Será en la casa de algún niño amigo? Habrá que esperar hasta la mañana siguiente para averiguarlo”, graficó.

Monseñor Lozano afirmó que “en la pobreza también se corta la luz. Unos cuantos se duermen escuchando discusiones en casa o de los vecinos. La panza hace ruido si no hubo para cenar”.

“Algunos estudios muestran que en la Argentina, nuestra Argentina, más del 60% de los menores de 18 años estarán debajo de la línea de pobreza en poco tiempo. Necesitamos un sinnúmero de varones y mujeres a quienes les duela la vida como a San Alberto Hurtado”, aseveró.

“En el Día del Niño de este año, en gran parte del país no habrá salidas festivas, ni paseos. Tampoco las fiestas populares. Las plazas estarán vacías y silenciosas. Los toboganes y las hamacas seguirán acumulando polvo sin el calor de sus huéspedes habituales”, indicó, y concluyó: “A su vez, se percibe mucha creatividad para celebrar aun en esta situación. Recemos por los más pobres y abramos nuestros ojos y el corazón”.+

» Texto completo de la reflexión