Martes 2 de marzo de 2021

Corrientes celebrará el Domingo de la Palabra de Dios

  • 22 de enero, 2021
  • Corrientes (AICA)
Este 24 de enero la Iglesia celebra el Domingo de la Palabra de Dios. La arquidiócesis de Corrientes invita a vivirlo "en comunidad y en familia".

Este 24 de enero la Iglesia celebra el Domingo de la Palabra de Dios. Fijada para el tercer domingo del tiempo ordinario, la jornada fue instituida por el papa Francisco en 2019 mediante el motu proprio Aperuit illispar: “Consagrada a la Biblia”, para “familiarizarse e intimar con la Sagrada Escritura y el Resucitado” con el propósito de “hacer crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa y asidua con la Sagrada Escritura”. 

El obispo auxiliar de Corrientes, monseñor José Adolfo Larregain OFM, presidirá la misa de las 20 en la catedral, para celebrar esta jornada en el contexto del Año de San José. El tema de este año está tomado de la Carta de San Pablo Apóstol a los Filipenses: “¡Mantengan firme la Palabra de la Vida!”. 

En parroquias y capillas de la arquidiócesis, este domingo se pondrá en valor la importancia decisiva que tiene la Mesa de la Palabra, que celebramos en la Eucaristía, y también como alimento espiritual que puede nutrir diariamente nuestra vida. El eje de las reflexiones estará inspirado en el episodio de los discípulos de Emaús.

Campaña Donación AICA

Será ocasión, además, para recordar el esfuerzo de valorización del altar familiar, que se realizó en 2020 con motivo del Encuentro del Pueblo de Dios, en cuyo centro se descubría a la Pura y Limpia, para que en Ella se contemple a la mujer fiel que dejó que la Palabra de Dios la transformara enteramente: “Aquí está la servidora del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Ese altar familiar evoca el altar litúrgico, en torno al cual nos convoca la Palabra de Dios y nos alimenta el Pan de Vida. 

La realidad de la pandemia limita a muchas personas el acceso a las celebraciones presenciales, por eso recomiendan que, en torno a los altares familiares, lean, reflexionen y oren con la Biblia, sobre todo con el Nuevo Testamento, completando el encuentro con las oraciones que les sean familiares, y acudan a la oración del rosario en familia.+