Sábado 31 de octubre de 2020

Vivan con entusiasmo juvenil y de acuerdo al Evangelio, dijo el Papa a los universitarios

  • 2 de diciembre, 2013
  • Ciudad del Vaticano
En la tarde del sábado 30 de noviembre, en la basílica de San Pedro se renovó la tradicional cita de Adviento con los alumnos de las universidades de Roma, a los que se unieron los rectores y profesores de los Ateneos romanos e italianos. Dirigiéndose precisamente a los alumnos, el Papa les dijo que son diversos los desafíos que están llamados a afrontar con fortaleza interior y audacia evangélica. "¡No hay que resignarse a la monotonía del vivir cotidiano, sino cultivar proyectos de amplio respiro, ir más allá de lo ordinario: ¡no se dejen robar el entusiasmo juvenil!", expresó el Santo Padre.
En la tarde del sábado 30 de noviembre, en la basílica de San Pedro se renovó la tradicional cita de Adviento del Papa, con los alumnos de las universidades de Roma, a los que se unieron los rectores y profesores de los Ateneos romanos e italianos.

El papa Francisco saludó a todos cordialmente, comenzando por el cardenal Vicario, los obispos, las autoridades académicas e institucionales, los asistentes de las capellanías, los grupos universitarios, y, de modo especial, a los queridos universitarios y universitarias.

Dirigiéndose precisamente a los alumnos, el Papa les dijo que son diversos los desafíos que están llamados a afrontar con fortaleza interior y audacia evangélica.

Francisco destacó que el contexto socio-cultural en el que están insertos, a veces está recargado de mediocridad y aburrimiento. Por esta razón el obispo de Roma exclamó: "¡No hay que resignarse a la monotonía del vivir cotidiano, sino cultivar proyectos de amplio respiro, ir más allá de lo ordinario: ¡no se dejen robar el entusiasmo juvenil!".

En efecto, explicó en el Papa en su homilía, sería un error dejarse aprisionar por el pensamiento débil y uniforme, como también por una globalización entendida como homologación. Y para superar estos riesgos, agregó que el modelo a seguir no es la esfera, sino el poliedro, que incluye una multiplicidad de elementos y respeta la unidad en la variedad.

El Papa deseó que el empeño de caminar en la fe y de comportarse de manera coherente con el Evangelio los acompañe en este tiempo de Adviento, para vivir de modo auténtico la fiesta de la Navidad del Señor. Y les dijo que podría servirles de ayuda el bello testimonio del beato Pier Giorgio Frassati, quien decía: "Vivir sin fe, sin patrimonio que defender, sin sostener una lucha por la verdad no es vivir, sino ir tirando? Nosotros no debemos nunca tirar sino vivir".

"¡Gracias ?concluyó el Santo Padre? y buen camino hacia Belén!".

Texto completo de la homilía