Martes 13 de abril de 2021

Unos 400.000 colombianos marcharon en defensa de la vida

  • 29 de mayo, 2018
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
El pasado 5 de mayo unos 400 mil colombianos ganaron las calles de 53 ciudades para defender la vida en todas sus etapas. El motivo: la Marcha Nacional por la Vida que desde hace 12 años tiene lugar en Colombia animada por la plataforma Unidos por la Vida, con el apoyo de diversas asociaciones, movimientos e instituciones, entre ellas la Iglesia Católica.
Doná a AICA.org
Unos 400 mil colombianos ganaron las calles de 53 ciudades para defender la vida en todas sus etapas. El motivo: la Marcha Nacional por la Vida que desde hace 12 años tiene lugar en Colombia animada por la plataforma Unidos por la Vida, con el apoyo de diversas asociaciones, movimientos e instituciones, entre ellas la Iglesia Católica.

Entre las 53 ciudades que se sumaron estuvieron las mayores del país, como Bogotá, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Tunja y Cali, congregándose en torno al lema "¡Abre tu corazón, elije la vida!".

El objetivo de la marcha del pasado 5 de mayo fue elevar la voz ante el aborto, y pedir que se respete la vida en todas sus etapas, con un contundente rechazo a la eutanasia, especialmente, a la eutanasia infantil, que recientemente fue reglamentada en el país.

Asimismo, los ciudadanos reclamaron al gobierno programas de ayuda y apoyo a las mujeres con embarazos en dificultad o inesperados, recordando que el aborto no es una solución para las mujeres y para la sociedad.

Uno de los participantes de la XII Marcha Nacional por la Vida fue el obispo de Fontibón y presidente de la Comisión de Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEE), monseñor Juan Vicente Córdoba, quien expresó: "Como obispo, presidente de la Comisión de Vida de la Conferencia Episcopal, estoy aquí para liderar esta marcha y poderle decir a la sociedad que defendemos la vida desde la concepción hasta la muerte natural, y que nos oponemos con vehemente protesta, y además con voz profética, para defender a los niños, defender a los infantes, a los neonatos y a los que están en gestación, que ya son hijos de Dios".

"¡No al aborto! ¡No a la eutanasia! ¡Respeto a la mujer! Y ¡no aprovechar la mujer para hacer todas estas masacres como si ellas no sintieran, como si ellas no fueran las madres que dan la vida pos sus hijos!", manifestó el prelado.

Los propios obispos de Colombia, a través de un comunicado expresaron su rechazo a la reglamentación en el país de la eutanasia para menores de edad, llamaron a los fieles y personas de buena voluntad a manifestarse públicamente en defensa de la vida:

"Invitamos a quienes creen en el valor fundamental de la vida a emprender iniciativas para custodiarla en todas sus etapas y circunstancias. Apoyamos la ´Marcha Nacional por la Vida´, que viene promoviendo una plataforma ciudadana y los convocamos a participar en ella".

En el mismo comunicado, los prelados lamentaron que el gobierno hiciese caso omiso a los clamores y diversas manifestaciones del pueblo colombiano, incluso de asociaciones médicas, grupos de familia e instituciones educativas, en defensa de la vida y contra la eutanasia, como fue otro comunicado con el título "Si queremos la paz, defendamos la vida", que emitieron también los prelados a principios del mes de marzo.

La Marcha Nacional por la Vida se realizó por primera vez en Colombia en 2006 en respuesta a la sentencia C-355 de ese año, con la cual la Corte Constitucional despenalizó el aborto en tres casos: por malformaciones del bebé por nacer, cuando la vida de la madre está en riesgo y por violación.+