Sábado 29 de enero de 2022

Mons. Puiggari: "El mayor gesto cuaresmal es pensar qué puedo hacer por el otro"

  • 8 de abril, 2014
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
"No es que en Cuaresma nos privamos de carne y hacemos manjares de pescado. El ayuno es privarse de algo para que lo que ahorremos se lo demos a los demás. Pero, sobre todo, lo más importante es crear esta actitud solidaria de estar pensando en que siempre podemos hacer algo para ayudar a los otros", destacó el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, al presidir una nueva edición de la Cena de la Caridad, que tuvo lugar el viernes 4 de abril en el salón Polideportivo del colegio Don Bosco. Pidió que ese despojarse que pide el papa Francisco, se traduzca en dedicarle tiempo al prójimo. "¡Cuántas Cáritas necesitan refuerzos de voluntarios, o tantas otras instituciones al servicio del prójimo!", exclamó.
Doná a AICA.org
Cáritas Arquidiocesana Paraná realizó una nueva edición de la Cena de la Caridad, que tuvo lugar el viernes 4 de abril, en el salón Polideportivo del colegio Don Bosco, de la ciudad de Paraná.

La cena fue presidida por monseñor Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná y presidente de Cáritas Paraná, quien subrayó las finalidades que sostiene esta iniciativa.

"Esta cena tiene dos finalidades. La primera es que en estas fiestas pascuales nuestros hermanos pobres puedan tener algo más de lo que tienen en su mesa. Pero lo más importante es el signo de una actitud del cristiano en la Cuaresma, que es el ayuno. El ayuno es privarnos de algo para que otros tengan más. No es que en Cuaresma nos privamos de carne y hacemos manjares de pescado. El ayuno es privarse de algo para que lo que ahorremos se lo demos a los demás. Pero, sobre todo, lo más importante es crear esta actitud solidaria de estar pensando en que siempre podemos hacer algo para ayudar a los otros", sostuvo.

Asimismo, el prelado recordó el mensaje del papa Francisco para esta Cuaresma y señaló: "El pontífice nos pedía a los cristianos que fuéramos capaces de despojarnos de algo para servir a los demás. A ese ?despojarnos de algo?, cada uno tiene que descubrirlo, puede ser un poco de dinero, pero tal vez, y más importante, sea despojarnos un poco de nuestro tiempo para dedicarlo al prójimo. ¡Cuántas Cáritas necesitan refuerzos de voluntarios, o tantas otras instituciones al servicio del prójimo!"

"Sería muy lindo que en este tiempo de Cuaresma y como fruto de esta cena, nos preguntemos: ¿Qué puedo hacer por mis hermanos? ¿Qué puedo hacer por mi prójimo? Los argentinos somos solidarios puntualmente. La solidaridad tiene que ser una actitud permanente", sostuvo.

Al referirse a la situación actual del país, monseñor Puiggari expresó: "Creo que todos somos conscientes de que estamos viviendo un momento sumamente difícil en la Argentina. Vemos todas las noticias de inseguridad, los linchamientos. Esto, como cristiano, nos tiene que doler. ¿Qué podemos hacer nosotros para pacificar la Argentina? Cada uno en su lugar, en su barrio, en su familia. ¿Qué podemos hacer para descubrir que el argentino es mi hermano y no mi enemigo?, aunque piense distinto".

"Es un momento difícil. Les pido que recemos para que Dios pacifique el corazón de todos. Recemos por la pacificación de nuestra Patria, pero también comprometámonos. Tenemos que hacer algo. Pacifiquemos nuestro lenguaje, pacifiquemos nuestras actitudes, en cada comunidad parroquial, en mi barrio, donde esté. Así podremos vivir más en paz", agregó.

La Cena de la Caridad contó con la presencia de voluntarios de Cáritas de los cuatro decanatos de la ciudad de Paraná y localidades cercanas como también público en general, motivados por la propuesta de Cuaresma que implica realizar un gesto concreto y sencillo de renuncia, para ponerse en el lugar de los que no tienen pan.

Por medio de un menú austero, que consistió en un plato de arroz, acompañado de pan y agua, los participantes de la Cena de la Caridad compartieron la mesa y expresaron el compromiso fraterno y solidario para ayudar a los más pobres.

Durante la cena, emprendedoras de la economía social y solidaria, que acompaña Cáritas a través de sus proyectos, expusieron sus productos artesanales.

La noche contó además con la presentación del Coro de la Catedral de Paraná, que acompañó la velada con canciones acordes al tiempo cuaresmal.

Las Cáritas parroquiales dispondrán del total del dinero obtenido con la venta de las tarjetas, para destinarlo a sus actividades a favor de los que más lo necesitan.+

Texto completo del mensaje