Viernes 17 de septiembre de 2021

Mons. Baisi: "Hay una campaña de desinformación, de mentira" en torno a la ley de aborto

  • 28 de diciembre, 2020
  • Puerto Iguazú (Misiones) (AICA)
El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Nicolás Baisi, se refirió al proyecto de ley de aborto con una carta titulada "El Faraón, Herodes y nosotros".
Doná a AICA.org

Con el título “El Faraón, Herodes y nosotros”, el obispo de Puerto Iguazú, monseñor Nicolás Baisi, se refirió al proyecto de ley de aborto que fue aprobado en la Cámara de Diputados y será tratado en el Senado.

“Cuando el pueblo de Israel estaba en Egipto, el Faraón, temiendo que el pueblo creciera e hiciera perder su poder, mandó matar a los niños hebreos al nacer. Muchos años después, también por miedo a perder su poder, Herodes mandó matar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén”.

“Ambos han pasado a la historia como reyes asesinos y crueles. Pero quizás no son tan malos como nosotros. Hicieron mucho mal, pero sin engañar diciendo que lo hacían por “salud pública”, sin querer convencer a las madres de que sean ellas las que acaben con la vida de sus hijos. Ellos lo hicieron públicamente, y consideraban que podían hacerlo, ya que se creían dioses (antes de Jesús esto creía la mayoría de los gobernantes)”.

“La ley del aborto que propuso el presidente [Alberto Fernández], que fue aprobada con el voto de la mayoría de los diputados y que será votada por los senadores, impide que la madre pueda ver la ecografía de su hijo que lleva en la panza. Si la viera, difícilmente abortaría. La ley y muchas personas famosas, que continuamente aparecen en los medios de comunicación, quieren engañar a la sociedad diciéndole que el aborto no es nada grave. Que el bebé por nacer es simplemente ‘un fenómeno’, como dijo nuestro ministro [Ginés González García] de ‘salud’.

“Hay una brutal campaña de desinformación, de mentira, que es cruel con las madres a las que les impiden ver a sus hijos en el vientre, y las llevan a tomar una decisión que las deja marcadas para toda la vida. Más tarde o más temprano, la conciencia se despierta. A todos nos va preguntar Dios, como le preguntó a Caín, ‘¿Dónde está tu hermano?’ O más doloroso todavía ‘¿Dónde está tu hijo?’”, alertó monseñor Baisi.

“Una palabra especial para las personas que participaron directa o indirectamente de un aborto. Dios es un padre misericordioso que está esperando nuestra vuelta a Él. Envió a su Hijo Jesús al mundo para venir a buscarnos y llevarnos nuevamente a su amor y su paz. En el perdón de Dios está nuestra vida y nuestra paz. Acerquémonos con confianza a pedir el perdón en el sacramento de la Confesión. Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. ‘Creo en el perdón de los pecados’ decimos en el Credo. Jesús murió en la Cruz para perdonarnos y salvarnos, Él es nuestra única esperanza”.+