Sábado 21 de mayo de 2022

Mons. D?Annibale invita a conocer más el Evangelio

  • 4 de febrero, 2015
  • Río Gallegos (Santa Cruz)
El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D´Annibale, ofreció una reflexión sobre el Evangelio del domingo, en el que se relata la predicación de Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm y la curación de un endemoniado. El prelado invitó a reconocer a Jesús como un verdadero maestro y aprovechar el receso estival para conocer más sobre la fe. También sugirió rezarle al Señor, que sana las heridas, para que traiga salud al alma de cada uno.
Doná a AICA.org
El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D´Annibale, ofreció una reflexión sobre el Evangelio del domingo, en el que se relata la predicación de Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm y la curación de un endemoniado, que provoca asombro entre los judíos y colabora para que se extienda la fama del Señor por toda Galilea.

El obispo consideró que este evangelio retrata a Jesús como una persona capaz de curar y de enseñar con autoridad. Sobre esto último, aseguró que el Señor es "enseñanza segura", sobre la que hay que volver para profundizar nuestro conocimiento de la fe.

"Los invito a conocer más de su persona, más de su evangelio, o a través de un libro que nos permita conocer más de él", dijo el obispo, que sugirió aprovechar el tiempo de receso estival para aprender más sobre la fe. "Vivamos este tiempo y este consejo con un corazón generoso, abierto, y las enseñanzas que nos da", agregó.

El otro aspecto que trató el obispo es la sanación. Dijo que es una experiencia personal, pero también comunitaria: pedir a Jesús que sane los corazones y las heridas.

"¿De qué tenemos que ser sanados? ¿Qué le pediría yo al Señor que me sane hoy? Es una experiencia interesante y de gracia. Pedile al Señor: ´Saname de la envidia, del odio, de los enojos, de las broncas, de los pensamientos equivocados, de los egoísmos, de la poca capacidad para darnos a los demás´", dijo el prelado.

"Vamos a pedirle al Señor que nos invite a tener esta experiencia de sanación y de gracia. Es una experiencia de misericordia, de amor. La gracia es algo que no tenemos y que se regala. Que esta semana, a partir de la Palabra, tenga una doble vertiente: un maestro que enseña con autoridad y una experiencia de gracia en el corazón", concluyó en su mensaje el obispo de Río Gallegos.+