Lunes 6 de diciembre de 2021

La situación humanitaria en Irak es trágica y la ofensiva militar "decepcionante"

  • 12 de agosto, 2014
  • Bagdad (Irak) (AICA)
El patriarca caldeo de Babilonia, monseñor Luis Rafael Sako, denunció nuevamente la grave situación humanitaria que atraviesan cientos de miles de cristianos desplazados de sus hogares desde la invasión de las milicias yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y volvió a reclamar un apoyo serio de la comunidad internacional. El prelado también denunció que la posición del presidente estadounidense Barack Obama "es decepcionante".
Doná a AICA.org
El patriarca caldeo de Babilonia, monseñor Luis Rafael Sako, denunció nuevamente la grave situación humanitaria que atraviesan cientos de miles de cristianos desplazados de sus hogares desde la invasión de las milicias yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y volvió a reclamar un apoyo serio de la comunidad internacional. El prelado también denunció que la posición del presidente estadounidense Barack Obama "es decepcionante".

Monseñor Sako, que preside la asamblea de obispos católicos de Irak, difundió una declaración en la que alerta por la situación de unos 130.000 refugiados. Según los datos aportados por el Patriarca, unas 70.000 personas se han visto obligados a desplazarse hasta Erbil. En Duhok, la cifra de cristianos refugiados asciende a 60.000 y también otros más han hallado lugar en Kirkuk, Solimania o Bagdad.

El patriarca caldeo advirtió que las necesidades humanitarias van en aumento y no hay techo, comida, agua o medicina para tantos desplazados. Además, observó que la falta de coordinación internacional ralentiza y limita la realización de una efectiva asistencia para estos miles de personas que esperan ayuda inmediata.

A su vez, monseñor Sako apuntó sus críticas sobre la campaña militar iniciada por los Estados Unidos, que en las últimas horas han bombardeado ciertas posiciones yihadistas y han provisto de armas a las milicias kurdas, que dominan el norte del país. La negativa del mandatario estadounidense a combatir directamente al EIIL indignó al patriarca.

"La posición del presidente estadounidense Obama de solo dar asistencia militar para proteger Erbil es decepcionante. Las conversaciones para dividir Irak son una amenaza. Los norteamericanos no están dispuestos a una solución rápida que dé esperanza, porque no van a atacar al EIIL en Mosul y en la llanura de Nínive. No hay una estrategia para frenar la llegada de recursos a estos terroristas islámicos, que controlan los yacimientos petrolíferos mientras otros extremistas llegan de todo el mundo para unírseles", expresó el Patriarca.

Monseñor Sako invitó a la comunidad internacional a contemplar la situación de las familias refugiadas: "¿Qué opciones tienen? Si emigran, ¿a dónde?, ¿con qué dinero?, ¿tienen los documentos necesarios? Y si prefieren quedarse, ¿dónde hacerlo? ¿En los campos de refugiados, esperando que termine el verano y venga el invierno? ¿Reabrirán las escuelas? ¿Serán bienvenidos allí? ¿Cuál será el futuro de las propiedades, pertenencias y trabajos de toda esta gente inocente obligada a huir?".

"Estas ?opinó- son preguntas que deberían producir dolor en la conciencia de cada persona y organización para que algo sea hecho para salvar a este pueblo que tiene su historia en esta tierra desde sus comienzos".+