Jueves 24 de junio de 2021

Fiesta de San Salvador en Mar del Plata

  • 1 de febrero, 2016
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
El domingo 31 de enero la comunidad pesquera de Mar del Plata celebró la fiesta de su patrono, San Salvador, con una procesión náutica presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, quien les dirigió unas palabras de felicitación y aliento a los pescadores.
Doná a AICA.org
La comunidad pesquera marplatense celebró la fiesta de su patrono, San Salvador, el domingo 31 de enero. La celebración comenzó con una misa a las 11 en la iglesia Sagrada Familia y San Luis Orione, y continuó, por la tarde, con una procesión hacia la Banquina de Pescadores, presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, quien dirigió unas palabras a los pescadores de la comunidad.

Se hicieron presentes el delegado municipal del puerto, miembros de prefectura Naval, pero sobre todo cientos de fieles y pescadores junto con sus familias.

La procesión partió desde la parroquia Sagrada Familia y San Luis Orione, hasta llegar a la puerta de la Prefectura Naval, donde monseñor Marino hizo una bendición. Luego, se dirigieron al monumento al pescador donde también se dio un momento de oración. Minutos después, la imagen de San Salvador fue colocada en la lancha "Don Franco", donde también subió monseñor Marino junto al párroco de la Sagrada Familia, el presbítero Hernán David, otros sacerdotes y decenas de fieles.

Los que pudieron, acompañaron la procesión náutica junto a sus familias en otras lanchas. Uno de los momentos más emotivos se vivió luego de la bendición de las aguas, donde se arrojaron ofrendas al mar recordando a los pescadores fallecidos.

Retornando a la banquina, el obispo hizo la bendición de los frutos del mar, y leyó el mensaje que preparó para los pescadores. Monseñor Marino felicitó a la comunidad por "mantener la tradición inaugurada hace 88 años por el padre José Dutto, de los padres orionitas, quienes desarrollaron en esta zona del puerto una notable labor pastoral y cultural al mismo tiempo, obra evangelizadora y profundamente humana".

Luego, expresó que "mantener una tradición no es sólo cuestión de nostalgia, sino momento de inspiración que brinda un nuevo impulso para iluminar el presente con sus problemas y abrir un horizonte de esperanza hacia el futuro".

"La tradición que hemos reeditado nos trae el mensaje siempre renovador de la fe cristiana y católica que mira al corazón de Cristo como fuente y modelo de amor, principio fundante de toda sociedad sana, fraterna y solidaria. Al llevar por el mar la imagen histórica del Sagrado Corazón, nos conmueve sentirnos acompañados por su capacidad de comprensión y misericordia en el ejercicio de este trabajo exigente y riesgoso".

Monseñor Marino manifestó también su preocupación ante el deterioro del puerto de Mar del Plata y dijo: "La situación actual reclama el planeamiento de políticas públicas, a cargo de las autoridades de la nación y de la provincia, que favorezcan de manera decidida esta actividad que es vital en la economía de la región. A nadie escapa que la pesca dinamiza muchas actividades, es generadora de trabajo y de ella depende el bienestar o la penuria de muchos trabajadores."

Finalmente, el obispo señaló que estos actos festivos "simultáneamente religiosos y civiles, ponen ante nuestra vista el camino a seguir. Y esta procesión náutica nos trae el recuerdo de numerosas familias cuyos apellidos han sido y siguen siendo sinónimo de capacidad de emprendimiento, esfuerzo, perseverancia en la adversidad, promoción humana y cultura del trabajo".

"Recuperemos la memoria, pongámonos de pie, para seguir haciendo de este puerto un verdadero emblema de la ciudad", concluyó.+

Texto completo del mensaje de Mons. Marino.