Jueves 1 de diciembre de 2022

Festejos por el centenario del Camarín de la Virgen del Valle en la catedral catamarqueña

  • 5 de mayo, 2016
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió ayer la solemne bajada de la imagen de Nuestra Señora del Valle desde el Camarín hasta el Presbiterio de la basílica santuario, donde luego presidió la misa concelebrada por los obispos del Noroeste Argentino (NOA) y sacerdotes del clero diocesano. "Ella ha sido y sigue siendo, cada vez más, esa brillante estrella que orienta el peregrinar de generaciones de argentinos por el camino del amor, la fe, la esperanza, la misericordia, la solidaridad, la amistad, el matrimonio entre varón y mujer, la familia, la paz, el diálogo, la fraternidad, la unidad, la justicia, la inclusión, el encuentro, el respeto, la vida y el perdón", destacó.
Doná a AICA.org
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió ayer la solemne bajada de la imagen de Nuestra Señora del Valle desde el Camarín hasta el Presbiterio de la basílica santuario, donde luego presidió la misa concelebrada por los obispos del Noroeste Argentino (NOA) y sacerdotes del clero diocesano.

Los festejos por el centenario del Camarín y los 125 años de la coronación pontificia de la imagen de la Virgen del Valle, se enmarcan en el marco del Año Jubilar de la Misericordia, el Bicentenario de la Independencia de la Patria y el Año Diocesano del Compromiso Cívico y Ciudadano.

Participaron de la ceremonia litúrgica, gobernadores e intendentes del NOA, además de miembros de la Comisión Nacional de Homenaje a los Cien Años de la Peregrinación presidida por Adelia Harilaos de Olmos en ocasión de las Bodas de Plata de la Coronación de la Virgen del Valle (1916), el vicecónsul del Reino España en Buenos Aires y la Comisión Permanente de Homenaje al Primer Obispo Diocesano de Catamarca Monseñor Bernabé Piedrabuena.

En la homilía, monseñor Urbanc recordó que se cumplen "cien años del Camarín que le regalaron nuestros antepasados con ocasión de las bodas de plata de la coronación pontificia de su sagrada imagen que, desde el 5 de mayo de 1916, se custodia en la urna que preside tanto el santuario y catedral basílica, como el mismo camarín".

"La finísima urna fue obsequiada personalmente por la señora Adelia Harilaos de Olmos, quien financió la construcción de muchos templos en Buenos Aires y algunos conventos; y por eso ocupa un lugar importante en la historia de la Iglesia, en la Argentina. Hoy, algunos descendientes de los que peregrinaron en aquella oportunidad, están participando en este acontecimiento de piedad cristiana y de compromiso evangelizador", destacó.

El prelado dijo que la presencia de los obispos, gobernadores e intendentes se debe a que "hoy estuvimos reunidos en una intensa jornada de trabajo, reflexionando a la luz de la encíclica Laudato si?, acerca del cuidado de ?nuestra casa común?, la tierra".

"Es hermoso y fecundo este modo de terminar nuestro trabajo a los pies de nuestra Bendita Madre Celestial. A Ella le confiamos nuestros sueños y concretas decisiones a implementar en las respectivas provincias, sobre todo, por medio de una explícita e incansable educación ciudadana, que deberá sensibilizar y hacer conocer la gravedad de la situación, a fin de que cada uno y la sociedad toda se ocupe de la cuestión, pues el ?enfermo está grave y con pronóstico reservado?", subrayó.

Monseñor Urbanc invitó a volver "nuestra mirada confiada a la querida Madre del Valle, cuya imagen hace 125 años recibió coronación pontificia, y nos encaminemos decididamente a celebrar, en el ya cercano 2020, los 400 años del hallazgo de su venerada imagen, por medio una profunda conversión de la mente y el corazón, a fin de estar bien dispuestos a jurarla, desde el más humilde morador del NOA, hasta las autoridades civiles y eclesiásticas, como Abogada y Señora de este reservorio de fe y vida cristiana, como es el Noroeste argentino".

"Ella ha sido y sigue siendo, cada vez más, esa brillante estrella que orienta el peregrinar de generaciones de argentinos por el camino del amor, la fe, la esperanza, la misericordia, la solidaridad, la amistad, el matrimonio entre varón y mujer, la familia, la paz, el diálogo, la fraternidad, la unidad, la justicia, la inclusión, el encuentro, el respeto, la vida y el perdón", aseguró.

Noche de Gala en el Cine Teatro Catamarca
Una vez finalizada la celebración eucarística en la catedral basílica, monseñor Urbanc trasladó en sus brazos la imagen de la Virgen hasta el Cine Teatro Catamarca, junto con los prelados del NOA, sacerdotes y autoridades civiles provinciales y municipales, y gran cantidad de fieles devotos.

Allí, la imagen de Nuestra Señora del Valle con aplausos y agitar de pañuelos, y luego el tenor catamarqueño Nicolás Romero, junto al coro del Teatro Colón, interpretó el Himno Nacional Argentino.

En ese marco, monseñor Urbanc afirmó que "la Virgen siempre nos consigue de Dios mucho más que lo que le pedimos, y yo no dudo que de ahora en adelante bendecirá más todavía a todos los que celebran este acontecimiento".

Luego la magíster e investigadora catamarqueña Gabriela de la Orden de Peraca, expuso acerca del "Centenario del Camarín de la Virgen del Valle de Catamarca. 1916-2016. Desde su génesis a la fundación", y el magíster Gershani Oviedo, sobre "Juramentos de patronazgo a la Virgen del Valle durante tres siglos".

Tras los homenajes académicos, se hizo el acto cultural que consistió en una gala lírica, a cargo del tenor catamarqueño Nicolás Romero, junto con músicos del Teatro Colón y el Coro de la Universidad Nacional de Catamarca.

Al finalizar, la imagen de la Virgen regresó al santuario en medio del repique de campanas.

Inauguración del reloj
El reloj de la catedral basílica se reinauguró a la hora cero de hoy, tras haber sido restaurado después de estar fuera de servicio varios años.

El reloj fue un obsequio realizado por la Sociedad Italiana al Obispado de Catamarca en 1910, y desde esa fecha hasta nuestros días forma parte de la fisonomía del pasado y presente de San Fernando del Valle de Catamarca.

Con más de un siglo de antigüedad, la restauración estuvo a cargo de Leonardo Martí Ger, quien entregó la pieza a monseñor Urbanc, junto con un instructivo explicativo acerca del nuevo sistema electrónico.+

Texto completo de la homilía